El consumo durante el embarazo de ácidos grasos omega-3, que se encuentran en pescados como el salmón, reduce el riesgo de padecer depresión postparto, según un estudio de científicos estadounidenses.


http://www.nutricion.pro/wp-content/uploads/2010/11/%C3%A1cido-omega-3.jpg


La doctora Michelle Price Judge, de la escuela de enfermería de la Universidad de Connecticut, había demostrado previamente que durante el período de gestación la ingesta de ácido docosahexaenoico (DHA), un ácido graso poliinsaturado de la serie omega-3, ayuda al desarrollo del bebé y quiso saber el efecto que podría tener en el trastorno anímico.


Para el nuevo trabajo realizado a pequeña escala, se analizaron los hábitos alimenticios de 52 mujeres embarazadas a las que dividió en dos grupos. Unas tomaron un placebo y a las otras se les administró 300 miligramos de DHA por cinco días a la semana entre las semanas 24 a la 40 del embarazo, una cantidad similar a la de media ración de salmón.


Los expertos dieron seguimiento a las madres y midieron su situación emocional a través de una escala de depresión posparto realizada por la doctora Cheryl Beck, de la Universidad de Connecticut y coautora del estudio.


Según otros estudios mencionados por los autores, aproximadamente el 25 % de las madres padece este tipo de trastorno, que afecta a las relaciones familiares y tiene consecuencias en el desarrollo afectivo del niño.


La escala distingue los síntomas específicos de la depresión que van desde falta de sueño, pérdida del apetito, ansiedad, pasividad emocional, confusión, pérdida, culpabilidad y pensamientos de suicidio.


El análisis de los datos indica que las madres que formaron parte del grupo que consumió pescado fueron menos propensas a manifestar síntomas relacionados con la ansiedad y la pérdida de sí mismas.


Judge y su equipo señalaron durante el Congreso de Biología Experimental 2011 que se celebra en la capital estadounidense que sería necesario un estudio mayor para entender el porqué y el alcance de los beneficios de tomar Omega-3 para la salud mental de la madre.

No obstante, recomiendan comer pescados ricos en este tipo de ácidos grasos entre 2 y 3 días a la semana, ya que el pescado es rico en proteínas y minerales.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top