Fue aprobado por la Cámara baja sin disidencias ni observaciones por parte de los bloques políticos. Obtuvo media sanción de Diputados. La normas establece que los tratamientos médicos del donante vivo posteriores a la ablación sean gratuitos, cuestión no contemplada por la normativa vigente. En la actualidad, la cobertura médica post-transplante es gratuita para las personas transplantadas, no así para los donantes.




Diputados dio media sanción a un proyecto de la diputada nacional por Chubut Nancy González, para modificar la actual ley de trasplantes, para entregar medicamentos a los pacientes trasplantados. Se trata del expediente Nº 1761-D-2010 que fue presentado en abril de 2010, siendo girado luego a las comisiones de Acción Social y Salud Pública y de Legislación General, donde finalmente obtuvo dictamen con algunas modificaciones el 9 de noviembre.

La iniciativa busca introducir una modificación en el artículo 16 de la Ley de Transplante de órganos y materiales anatómicos -Ley 24.193-, con el objeto de establecer la gratuidad de los tratamientos médicos del donante vivo posteriores a la ablación, cuestión no contemplada por la normativa vigente.

En la actualidad, la cobertura médica post-transplante es gratuita para las personas transplantadas, no así para los donantes.

Asimismo, el dictamen introdujo una modificación no prevista en la redacción original de la iniciativa, mediante la cual se dispone que los gastos vinculados a los transplantes "serán cubiertos a través del Estado por todos los establecimientos de salud públicos y las obras sociales enmarcadas en las leyes 23.660 y 23.661, la Obra Social del Poder Judicial de la Nación, la Dirección de Ayuda Social para el Personal del Congreso de la Nación, las entidades de medicina prepaga y las entidades que brinden atención al personal de las universidades, así como también todos aquellos agentes que brinden servicios médicos asistenciales independientemente de la figura jurídica que tuvieren".

Al respecto, cabe señalar que la norma vigente establece que dichas erogaciones "estarán a cargo de las entidades encargadas de la cobertura social o sanitaria del receptor, o de éste cuando no la tuviera", aspecto que es derogado por el presente proyecto, al igual que el párrafo según el cual las obras sociales o prepagas deben notificar si cubren o no los gastos.

En los fundamentos de dicho proyecto, la legisladora nacional sostuvo: "sabemos de la lucha del INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) en cuanto a fomentar la donación de órganos ya que en ella va la posibilidad de dar vida a otro. Creo firmemente que con este proyecto estamos aportando un granito más de arena a esta lucha, brindando cobertura médica tanto a las personas que reciben el órgano como a aquella que lo dona".

Por último, es importante destacar que el proyecto fue aprobado por la Cámara baja por unanimidad, sin disidencias ni observaciones por parte de ninguno de los bloques políticos que la integran.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top