El cigarrillo arruga la piel más que el sol


Un informe publicado en Archives of Dermatology sostuvo que el tabaco afecta incluso a las zonas de la dermis que no están en contacto con la luz del día. Agregó que el grado de envejecimiento prematuro depende de la cantidad que se fume diariamente



Los efectos nocivos del tabaco son bien conocidos. Su consumo está relacionado con la proliferación de los casos de cáncer de piel en hombres y mujeres, el incremento de las infecciones virales y de las neumonías, bronquitis y enfermedades respiratorias de todo tipo.

Frente a esta situación, los expertos llamaron la atención sobre un punto que, tal vez, queda en un segundo plano si se lo compara con los anteriores: los problemas que el cigarrillo causa en la piel.

Distintas investigaciones ya comprobaron que la combinación entre el tabaco y la exposición sin protección a los rayos ultravioletas son factores fundamentales a la hora de diagnosticar el envejecimiento prematuro de la dermis.

Pero un reciente estudio publicado por la revista especializada Archives of Dermatology aseguró que fumar no sólo arruga en forma precoz la piel facial y de las partes del cuerpo que tiene contacto con el sol sino también las “fotoprotegidas”, es decir, las que no se vinculan con el astro rey, como la zona interna del brazo, informó el sitio web LaRioja.com.

Los investigadores agregaron que “el número de paquetes de tabaco consumidos al día, así como los años de adición, se correlacionan con el grado de envejecimiento prematuro de la dermis no facial”.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top