Abstenerse de ingerir alimentos o bebidas durante un período de tiempo no suele asociarse a la buena salud.




Pero ahora, una nueva investigación descubrió que ayunar periódicamente podría ser bueno para la salud .

Según los investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en Utah, Estados Unidos, el ayuno no sólo reduce el riesgo de enfermedades del corazón y diabetes, sino también provoca cambios positivos importantes en los niveles de colesterol de una persona.

El estudio fue presentado durante la reunión anual del Colegio Estadounidense de Cardiología, que se celebra en Nueva Orleans.

El hallazgo confirma los resultados de un estudio presentado en 2007 llevado a cabo con mormones, cuyas enseñanazas religiosas incluyen ayunar durante 24 horas el primer domingo de cada mes.

Se encontró que estas personas tenían 39% menos riesgo de sufrir enfermedad de las arterias coronarias, una de las principales causas de muerte tanto de hombres como mujeres, que quienes no ayunaban.

Ahora, el mismo equipo de investigadores confirmó esos resultados, y además, encontró que ayunar reduce varios factores de riesgo cardiovascular como el nivel de triglicéridos en la sangre, el peso corporal y los niveles de glucosa en la sangre.


Reacción biológica


El doctor Benjamin Horne, director de epidemiología cardiovascular y genética del Instituto de Corazón del Centro Intermountain, llevó a cabo dos estudios sobre los efectos de la ayuno en más de 200 individuos, tanto pacientes del Centro Médico como voluntarios sanos.

Algunos de los participantes debían ayunar -bebiendo sólo agua- durante un período de 24 horas y posteriormente comer una dieta normal durante las 24 horas posteriores.

Durante ese período los investigadores siguieron un registro de los voluntarios que incluía análisis de sangre y mediciones físicas para evaluar factores de riesgo cardíaco, marcadores de iresgo metabólico y otros parámetros de la salud general.


dijo:
"El ayuno provoca hambre y estrés. En respuesta, el organismo libera más colesterol lo cual le permite utilizar grasa como fuente de energía, en lugar de glucosa"

Dr. Benjamin Horne


Los resulados mostraron que durante el período de ayuno ocurrían varias reacciones en los mecanismos biológicos del organismo.

Por ejemplo, se incrementaron los niveles tanto del llamado colesterol malo (LDL) como del colesterol bueno (HDL) en 14% y 6% respectivamente, incrementando el nivel total de colesterol.

Y esto sorprendió a los investigadores.

"El ayuno provoca hambre y estrés. En respuesta, el organismo libera más colesterol lo cual le permite utilizar grasa como fuente de energía, en lugar de glucosa" explica el doctor Horne.

"Esto disminuye el número de adipositos (células de la grasa) en el organismo".

"Esto es importante porque entre menos adipocitos tenga el organismo, menos probabilidad de experimentar resistencia a la insulina, o diabetes" agrega el investigador.

Desde los 1970, los científicos reconocieron que la comunidad mormona de Utah mostraba menos riesgo de morir de enfermedades del corazón que cualquier otro grupo poblacional en Estados Unidos.

Según el doctor Horne, a menudo se cita a la prohibición de tabaco entre los mormones como la responsable de su buena salud. Pero el científico decidió analizar si el ayuno mensual de 24 horas que llevan a cabo los mormones podría estar contribuyendo a esos beneficios cardiovasculares.

El estudio de 2007, llevado a cabo con más de 4.500 individuos -90% de los cuales eran mormones- tomó en cuenta varios factores que se incluyen en la enseñanza religiosa de los mormones.

Además de la prohibición de tabaco, alcohol y cafeína, se tomó en cuenta estudió la observación de un día de descanso semanal, la asistencia a ceremonias religiosas y la donación a organizaciones de caridad, todos los cuales están reconocidos como factores que pueden tener un impacto cardiovascular.

El estudio encontró que aunque la mayoría de los participantes eran mormones, los beneficios del ayuno fueron generales, incluso en aquellos que practicaban otras religiones.


Cautela

Y la nueva investigación, llevada a cabo en la población general, confirma ese hallazgo.

"Estos nuevos resultados demuestran que nuestro descubrimiento original no fue un evento al azar" afirma el doctor Horne.

"La confirmación entre un nuevo grupo de pacientes de que el ayuno está asociado a un menor riesgo de estas enfermedades tan comunes, plantea nuevas preguntas sobre si el ayuno en sí mismo puede reducir el riesgo o si éste refleja simplemente un estilo de vida más sano", agrega.

El doctor Horne, sin embargo, subraya que, aunque estos resultados son sorprendentes, no deben interpretarse como una luz verde para que la gente comience a ayunar regularmente.

El investigador afirma que es necesario llevar a cabo más estudios para confirmar los efectos del ayuno en la salud cardiovascular y la salud en general.

Y subraya la importancia de ingerir una dieta sana y bien balanceada cuando no se ayuna.

Mientras se confirma este hallazgo, el experto afirma que la mejor recomendación para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares es hacer ejercicio, comer sanamente, reducir el consumo de alcohol y evitar el tabaco.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top