Cuidados frente a la gripe y enfermedades respiratorias


PREVENCION

• Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.

• Al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo.

• Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.

• Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados.

• Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.

• No compartir cubiertos ni vasos.

• Enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y hogar.



CUIDADOS EN BEBES Y NIÑOS





En los bebés la prevención de la mayoría de las enfermedades empieza con la lactancia materna ya que a través de ella se transmiten defensas que les permiten en los primeros meses de vida -los de mayor vulnerabilidad a las infecciones- estar en mejores condiciones para enfrentarlas.
Por eso, si su bebé está enfermo -además de consultar inmediatamente al médico-, no deje de amamantarlo. Por el contrario, tiene que hacerlo frecuentemente ya que la leche materna es el mejor alimento que puede recibir para crecer sano.
Además recuerde que:

A partir del año 2011, todos los bebés de 6 a 24 meses deben recibir anualmente la vacuna antigripal trivalente.
• Los niños deben tener controles periódicos de salud y el calendario de vacunación al día. Antes de los 2 años deben recibir las siguientes vacunas: BCG, 3 dosis anti-Hepatitis-B, Sabin, pentavalente, triple viral, anti Hepatitis-A, además de la vacuna antigripal trivalente que se debe dar cada año
• El humo del cigarrillo disminuye el funcionamiento de las defensas del aparato respiratorio en los niños más pequeños, por eso no se debe fumar ni permitir que nadie fume en espacios cerrados.
• El cuidado del aire interior de las viviendas también requiere evitar el humo de leña, ventilar las habi­ta­cio­nes donde hay brasas o una llama porque producen un gas tóxico (el Monóxido de Carbono), cuidar la casa del moho y la humedad para prevenir el desarro­llo de bacterias y evitar la aplicación de insecticidas en aerosol.
• Prestar atención a los “signos de alarma” es la mejor manera de detectar y tratar a tiempo las infecciones respiratorias, impidiendo que se agraven.

Si un niño menor de 5 años presenta fiebre, ruidos al respirar, tos, decaimiento o rechaza la comida, hay que llevarlo sin demora al centro de salud. Allí tendrá atención y medicamentos gratis.

Si el niño es menor de 3 meses, no recibe lactancia materna o le faltan vacunas, el riesgo y la urgencia de la consulta son aún mayores.




RECOMENDACIONES PARA LAS ESCUELAS


Las enfermedades respiratorias se propagan en forma directa de persona a persona, a través del aire y de las superficies. Las escuelas pueden ayudar a disminuir su propagación con las siguientes medidas de prevención:
• Colocar de manera accesible jabones líquidos y rollos de papel descartable para el secado de manos en los baños.
• Ventilar frecuentemente los lugares de estar y permitir la entrada del sol.
• Limpiar todas las superficies y elementos de uso común (picaportes, mouse, teclados, controles remotos, etc.), con lavandina diluida al 1% (10 centímetros cúbicos en 1 litro de agua).
• Usar alcohol en gel para la higiene de manos en los lugares en donde el lavado no sea posible.

Para prevenir la transmisión de estas infecciones, se recomienda que alumnos y docentes:

• Realicen de manera frecuente el lavado de manos con agua y jabón o con alcohol-gel solo si no hay agua y jabón disponibles.
• Cubran la nariz y la boca al toser o estornudar con un pañuelo descartable, o con el pliegue del codo (no con la mano).
• No concurran al establecimiento cuando presenten fiebre superior a los 38º.



RECOMENDACIONES EN TRANSPORTES PUBLICOS



Para que viajemos de manera segura, protegiéndonos de las infecciones respiratorias agudas, es importante que:

Antes de usar el transporte y al llegar a destino, lavemos nuestras manos con agua y jabón o alcohol en gel.
• Al estornudar o toser cubramos la nariz y la boca con un pañuelo descartable o usando el pliegue del codo.
• Evitemos consumir alimentos mientras estemos viajando.
• Tratemos de mantener ventilado el transporte, sin cerrar por completo las ventanillas.



QUE HACER ANTE LOS SINTOMAS



• Consultar al médico lo antes posible
• Permanecer en casa durante una semana, haciendo reposo
• Tomar abundantes líquidos
• No automedicarse
• Cubrirse la nariz y la boca al estornudar o toser
• Lavarse frecuentemente las manos
• Evitar el contacto con otras personas
• Ventilar bien los ambientes
• No compartir alimentos, bebidas, vasos ni cubiertos.
• Limpiar las superficies y objetos que se tocan con agua y detergente o alcohol.



y por ultimo...

QUIENES DEBEN VACUNARSE

A partir de este año se incorporó la vacuna antigripal al Calendario Nacional de Inmunizaciones.
Esta vacunación anual se brindará gratuitamente en hospitales y centros de salud públicos de todo el país a:

• Todos los trabajadores de la salud.

• Todas las mujeres embarazadas, en cualquier momento de la gestación.

• Todas las mujeres que tienen bebés menores de 6 meses (que no hayan recibido la vacuna durante el embarazo)

• Todos los niños entre 6 meses y 24 meses inclusive.

• Niños y adultos que tienen entre 2 y 64 años con enfermedades crónicas
(respiratorias, cardíacas, renales, diabetes, obesidad mórbida), con receta médica.
• Mayores de 65 años.



No deben recibir la vacuna bebés menores de 6 meses. Asimismo, quienes tengan alergia al huevo deben consultar al médico antes de recibir la vacuna, aún cuando se encuentren dentro de los grupos prioritarios para la vacunación.
En el caso de presentar fiebre mayor a 39º se aconseja consultar antes con el médico.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top