La proteína lamp2, que es como una antena que determina en una célula lo que es basura de lo que no, se perfila como clave en el envejecimiento celular, según ha explicado la investigadora Ana María Cuervo, una de las mayores especialistas mundiales en autofagia, o proceso de limpiado celular.




El rejuvenecimiento se logró reparando la lamp2, una proteína en lisosomas, que son los compartimentos de limpieza a los que va a parar la basura celular. Para ello, se puso a los ratones una copia más de esta proteína, que codifica un gen y que se activó cuando tenían 22 meses, edad a la que se empezó a ver una disminución del nivel de la lamp2.

Ana María Cuervo ha remarcado que han comprobado que con la edad los niveles de esta proteína bajan y reducen la capacidad de discriminar lo que es o no basura, hasta que al final deja de eliminarla y la célula deja de funcionar bien.


Más lamp2, menor envejecimiento


Según Cuervo, directora del único grupo investigador que trabaja en las lamp2, con el envejecimiento estas proteínas se reducen al 50%, y se podrían evitar los problemas derivados de la edad si se lograra mantenerlas en un 80%.

Ahora están trabajando sobre envejecimiento fisiológico para ver si con esta copia de más de proteína lamp2 los ratones viven más, pero a nivel de todos los órganos, incluido el cerebro, lo que sería muy importante de cara a patologías como el Alzheimer.

Para ello, han preparado ratones a los que se ha introducido a nivel embrionario una copia de más de esta proteína, que se activará cuando tengan 12-16 meses. El estudio acabará a finales de 2012, y luego cruzarán estos ratones con otros con Alzheimer para ver si se produce también un rejuvenecimiento cerebral.

En el laboratorio de la doctora Cuervo se estudia también qué dieta es la más apropiadas para preservar esta proteína, ya que su estabilidad está relacionada con los lípidos, las grasas que rodean su membrana de la proteína, y la alimentación es muy importante.


La vida se alarga con menos calorías


Ha recordado que sólo se alarga la vida con una restricción de calorías de un 60%, o comer cada dos días, pero que esto no se puede hacer en humanos, aunque se ha comprobado que funciona.

Funciona porque si consumes menos gastas menos y tienes menos residuos, y se sabe que los sistemas de limpieza se activan cuando no comes, y que el hígado activa este sistema entre la comida y la cena.

También trabajan en la búsqueda de compuestos farmacológicos que tengan el mismo efecto que comer poco y estudian qué tipos de cambios de dietas, con menos grasas y azúcares, son mejores para estabilizar las lamps2.

En paralelo, están analizando los principios farmacológicos existentes para uso clínico para ver si tienen capacidad de mantener las lamp2 jóvenes, y esperan tener algún resultado antes de 2012.
Si los trabajos confirman los resultados esperados sobre esta proteína, en cinco años podría haber en el mercado algún compuesto que funcione y pueda ser utilizado como rejuvenecedor.

Actualmente ya hay un compuesto, la rapamicina, que se usa como inmunosupresor en los trasplantes, pero que no se puede utilizar en otros supuestos porque afecta al sistema inmunitario.

Sobre la importancia de las lamps2, la doctora Cuervo ha matizado que las células cancerosas tienen hasta el doble o el triple de lamps que las células de a su alrededor, y que esta limpieza hace que funcionen mejor y sean más fuertes.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top