Un tratamiento conductista realizado online puede ayudar a las personas con hipocondría


Un experimento médico reciente, que involucró a 80 pacientes que sufrían de hipocondría demostró que es posible ayudar a estas personas por medio de un tratamiento psicológico conductista basado en Internet.




El trabajo lo realizaron una serie de profesionales del Instituto Karolinska y para probar su teoría reclutaron a 81 personas que habían sido previamente diagnosticadas con hipocondría.

Vale la pena recordar que a esta afección psicológica también se la conoce como ansiedad relacionada con la salud. O sea, son personas que tienen un miedo patológico a que cualquier síntoma físico signifique la presencia de alguna enfermedad seria; incluso aunque no haya ninguna evidencia médica que respalde esta situación.

Quienes la han padecido saben que puede ser una condición capaz de afectar a la calidad de vida, la situación laboral y llevar algún tipo de incapacidad en el largo plazo.

El grupo médico que quiso ensayar los resultados de las teorías cognitivas conductistas aprovechando las posibilidades que brinda Internet trabajaron con 40 pacientes a lo largo de un período de 12 semanas.

Cada una estas personas pudo acceder, usando las herramientas de Internet, a consultas periódicas con un terapista especializado, capaz de dar apoyo y consuelo. Los otros 40 pacientes sólo pudieron acceder a foros de discusión donde intercambian experiencias con otros pacientes, pero no con terapeutas.

Luego del tiempo establecido con este tratamiento se comprobó que aquellos que habían recibido apoyo través de Internet tenían una ansiedad menor y mostraban una menor cantidad de síntomas depresivos que aquellos pacientes que no habían recibido este tipo de apoyo.

En concreto, el 67% de quienes recibieron este tratamiento pudieron considerar, finalmente, que habían superado el problema mientras que en el grupo de control sólo el 5% logró ese resultado.

Todos los pacientes fueron seguidos a lo largo de un período de seis meses para comprobar que los efectos positivos del tratamiento online habían sido duraderos.

Entre las ventajas de esta opción, explican los responsables, figura el hecho de que la terapia realizada a través de Internet es más económica que la que se hace cara a cara y, además, también es más flexible en cuanto los horarios. En definitiva es una ventaja para aquellos pacientes que quieren optar por un tratamiento para su condición.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top