http://www.rosenblueth.mx/sitio/images/stories/genomica.jpg


El mayor proyecto de secuenciación del genoma del cáncer destaca las vías moleculares en el corazón de un cáncer de la sangre agresivo


Al comparar la secuencia del genoma de células sanas y células cancerosas en 38 personas con diagnóstico de mieloma múltiple -un agresivo cáncer de la sangre- los científicos han creado un mapa molecular de lo que va mal en esta enfermedad.

Los hallazgos, publicados este mismo día en la revista “Nature”, determinan nuevos objetivos para el desarrollo de medicamentos, y también sugieren que algunos pacientes responderán a algunos fármacos que actualmente están siendo probados para otros tipos de cánceres.

El estudio también representa el primer análisis publicado de varios genomas completos del mismo tipo de cáncer, debido a los continuos avances en las tecnologías de secuenciación y la capacidad de analizar datos del genoma completo.

Durante los últimos años, gracias a una constante reducción del coste de la secuenciación del genoma, los científicos han analizado un número cada vez mayor de tumores. La búsqueda de diferencias entre la secuencia de ADN de las células sanas de los pacientes frente a la de las células cancerosas permite destacar las mutaciones genéticas que pueden ofrecer a las células cancerosas la capacidad de crecer y sobrevivir. Sin embargo, la mayoría de estudios han analizado con gran detalle sólo una muestra de cáncer, y, seguidamente, han secuenciado los genes relevantes en otros tipos de cáncer para confirmar el papel de las mutaciones candidato.

"La simple secuenciación del genoma de un tumor no ofrece la información necesaria," señala Todd Golub, director del programa de cáncer del Instituto Broad y autor principal del estudio. "Requerimos la capacidad de mirar a través de muchos genomas del cáncer y de descubrir las mutaciones que son recurrentes en frecuencias bajas para poder obtener patrones emergentes de los datos que sean biológicamente significativos."

Los científicos ya sospechaban que una proteína llamada NF-Kappa Beta, que regula la división y la muerte celular, jugaba un papel destacado en el mieloma. En el nuevo estudio, los investigadores encontraron mutaciones en 11 genes que forman parte de la ruta NF-Kappa Beta que fueron alterados en al menos una muestra de mieloma múltiple. "En este momento disponemos de un plan detallado de cómo las vías fueron activadas de forma aberrante en la enfermedad", señala Golub. "Sólo se pueden observar este tipo de patrones estudiando múltiples genomas".

Los investigadores también descubrieron que alrededor del 4 por ciento de los pacientes tienen mutaciones en un gen conocido como BRAF. Este hallazgo podría ser utilizado para ayudar a seleccionar medicamentos eficaces. Se ha demostrado previamente que las mutaciones BRAF desempeñan un papel importante en el melanoma y otros tipos de cáncer, y actualmente hay varios inhibidores BRAF en fase de ensayos clínicos en pacientes con melanoma, algunos con excelentes resultados."Fue totalmente inesperado el descubrir que los pacientes con mieloma podrían beneficiarse de terapias dirigidas similares", afirma Kenneth Anderson, director de la división de neoplasias hematológicas del Instituto Oncológico Dana Farber. "Tal vez, a corto plazo, podremos tomar un medicamento del estante y ayudar a los pacientes". Actualmente, no hay ningún ensayo de este tipo de medicamentos en este subgrupo de pacientes con mieloma en marcha, pero Golub indica que hay discusiones en curso.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top