Los tics nerviosos son movimientos, espasmos involuntarios que pueden ocurrir en los brazos, hombros o cara de la persona. Los tics nerviosos se asocian al síndrome de Tourette, el trastorno de atención con hiperactividad y al TOC. suelen durar unos segundos y son movimientos estereotipados que no tienen ninguna función.

Parpadear los ojos sin cesar, tos crónica o ruidos, hacer sonidos repetitivos, mover el cuello, hacer muecas mover los brazos o manos de forma repetitiva son ejemplos de tics nerviosos.

Aunque algunos tics pueden ser causados por daños en zonas del cerebro o el sistema nervioso, en general muchos tics se deben a razones de índole psicológico estrés , traumas puede influir en al aparición de estos tics. Los tics nerviosos están asociados también al llamado Síndrome de Tourette.

El síndrome de Tourette es una enfermedad neurológica que afecta a regiones cerebrales como la corteza cerebral, ganglios basales etcétera. En el síndrome de Tourette el funcionamiento de estar regiones y su conexión entre sí está alterada.




*El síndrome de Tourette es bastante raro y la edad promedio en que aparece es sobre los 7 años. Para diagnosticarlo los tics deben aparecer antes de los 18 años incluir tics motores, vocales, darse varias veces al día y tener una continuidad de la menos un año.

*En los niños que desarrollan tics nerviosos puede existir previamente un trastorno de hiperactividad o déficit de atención.


*El síndrome de hiperactividad y el síndrome de Tourette son dos trastornos independientes. Sin embargo la investigación si ha revelado que los tics crónicos, el síndrome de Tourette y el Trastorno Obsesivo compulsivo pueden tener factores en común, un niño que presente alguna de estos trastornos tiene mayor probabilidad de padecer TDAH.




Es característico:

1. Tics en el Síndrome de Tourette: movimientos simples, vocalizaciones.

2. Pensamientos incontrolados en el Trastorno obsesivo compulsivo: pensamientos de carácter obsesivo no proporcionan placer al niño, es incapaz de controlarlas.


Tratamiento

*Si los tics nerviosos son sucesos transitorios no necesitan un tratamiento farmacológico. Si el niño presenta tics especialmente marcados, el médico antes realizará la valoración de si existe un trastorno como el síndrome de Tourette, el trastorno de atención por hiperactividad.

*Existen tratamientos para reducir o eliminar los tics como la combinación de guanfacina, clonidina, antidepresivos tricíclicos, haloperidol entre otros.




Siempre ha de ser un médico quien recomiende medicar a un niños ya que muchos medicamentos no están directamente pensados para ser usados en niños sino en adultos. Los efectos adversos de los fármacos se han de valorar, será el médico quien revisado el caso proceda a recomendar un fármaco y la dosificación adecuada al niño.

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top