Expertos en salud instaron a los gobiernos de la región del Asia-Pacífico a monitorear los niveles de radiación tras las explosiones registradas en dos reactores nucleares de una planta nuclear afectada por el sismo en Japón.




Se mide usando la unidad sievert, que cuantifica la cantidad de radiación absorbida por los tejidos humanos. Un sievert es igual a 1.000 milisivierts (mSv). Un milisiviert equivale a 1.000 microsivierts.

A continuación, algunos datos sobre los peligros para la salud generados por la exposición a niveles de radiación elevados:


• El jefe de la Secretaría de Gabinete, Yukio Edano, dijo que los niveles de radiación cerca de la planta afectada, en la costa noreste, alcanzaron los 400 milisieverts (mSv) por hora. Esa cifra sería 20 veces más alta que la exposición anual de algunos empleados de la industria nuclear o mineros del uranio.


• Las personas están expuestas a una radiación natural de 2 a 3 mSv por año.

• Con una radiografía normal, el cuerpo se expone a unos 0,02 mSv, mientras con que una dental, a alrededor de 0,01 mSv.

• En una tomografía computada, el órgano estudiado típicamente recibe una dosis de radiación de 15 mSv en un adulto y de 30 mSv un niño recién nacido.

• La exposición a 100 mSv al año es el menor nivel a partir del cual cualquier incremento en el riesgo de cáncer es claramente evidente. Un acumulativo de 1.000 mSv (1 sievert) probablemente causaría un cáncer letal varios años después en cinco de cada 100 personas expuestas.

• Grandes dosis de radiación o radiación aguda destruyen el sistema nervioso central, los glóbulos blancos y rojos, lo que compromete el sistema inmunológico y deja a la víctima vulnerable ante las infecciones. Por ejemplo, una única dosis de 1.000 mSv causa dolencias como náuseas, vómitos y hemorragia, pero no la muerte. Una única dosis de 5 sieverts mataría aproximadamente a la mitad de las personas expuestas en un mes.

• La exposición a 350 mSv fue el criterio para reubicar a la población tras el accidente de Chernóbil, según la Asociación Mundial Nuclear.

• "Una radicación muy intensa, como la que ocurrió en Chernóbil y la sufrida por los trabajadores japoneses en la estación nuclear, es poco probable para la población", dijo Lam Ching-wan, patólogo químico en la Universidad de Hong Kong.




La OMS celebró la evacuación



La Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró que no existe riesgo para la salud de las personas como consecuencia de la crisis nuclear en Japón, ya que el Gobierno de ese país ha tomado las medidas correctas de evacuación.

Maria Neira, responsable de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, indicó que gracias a la decisión adoptada, “la población no está expuesta a la radiactividad”.

Señaló a su vez que las recomendaciones sanitarias para estos casos hablan de evacuar en un radio de 5 kilómetros, por lo que la decisión del Gobierno japonés de ampliar la zona de evacuación hasta los 20 kilómetros en torno a la planta nuclear de Fukushima "es una medida de precaución adicional".

Aunque reconoció que "la situación evoluciona muy rápidamente", la experta insistió ante el panorama actual “las medidas adoptadas han sido las correctas".
Comparte este artículo con tus amigos
Compartir
 
Top