http://imagenes.mailxmail.com/cursos/imagenes/8/5/masaje-de-pies-tipos-de-masajes-presiones-circulares-y-friccion_25658_8_3.JPG



La sensibilidad de la mano humana no la puede lograr ningún equipo técnico. Esta es la máxima de los masajes terapéuticos, técnicas que ayudan a tratar problemas musculares, reducen el estrés y actúan sobre el sistema linfático.

En Estados Unidos 8,7% de los adultos recibió al menos una sesión de masajes el año pasado, según un estudio publicado por The Journal of Alternative and Complementary Medicine. En Uruguay la práctica atrae cada vez a más personas y, en consecuencia, aumenta la cantidad de prestadores del servicio. Especialistas advierten sobre la necesidad de acudir a técnicos formados académicamente.

Para la licenciada Noemí Fremd, integrante de la Asociación de Fisioterapeutas del Uruguay, el alivio que puede causar en una persona la aplicación de un masaje es algo natural porque se trata de una técnica que de por sí es placentera. "Yo tenía una profesora que decía, `¿a quién no le gusta que le hagan una caricia?", recordó Fremd. "Desde el momento que hay un contacto que tiene cierta suavidad y cierto afecto, algo beneficioso te está generando", señaló.

Recientemente, los beneficios de los masajes fueron probados científicamente. La investigación estadounidense, desarrollada en septiembre de 2010 por el Centro Médico Cedars- Sinai de Estados Unidos y amparada por los Institutos Nacionales de la Salud, comprobó que los masajes manuales reducen el estrés y fortalecen al sistema inmunitario.


Tras analizar a 53 personas que fueron sometidas a sesiones de masajes de distinta intensidad, los científicos concluyeron que los pacientes vieron reducidos sus niveles de cortisol (hormona asociada al estrés) y de argina vasopresina (propicia el aumento de cortisol). Asimismo, y aunque de forma moderada, esas personas aumentaron su cantidad de linfocitos, células clave en el sistema inmunitario.

FORMACIÓN. Entre la variedad de masajes que se aplican, aquellos que parten desde la Medicina para generar cambios frente a una patología o una alteración en el funcionamiento del organismo, se conocen como "masajes terapéuticos", denominados por los especialistas como formas de "terapia manual".

En Uruguay no existe formación académica formal en este tipo de disciplinas. Los fisioterapeutas egresados de la Escuela Universitaria de Tecnología Médica que quieren ahondar en técnicas manuales realizan cursos de posgrado en Argentina, Brasil u otros países del exterior.

La especialista de la Asociación de Fisioterapeutas del Uruguay estimó en unos 20 la cantidad de profesionales que se han especializado en técnicas de este tipo de masajes.

Para Fremd, es básico que quien realiza masajes para tratar una patología tenga formación en Medicina. Si no conoce la anatomía ni la fisiología (funcionamiento del cuerpo) y no sabe reconocer con sus manos cuándo los músculos están sanos, señaló la especialista, es difícil que pueda comprender qué le pasa al paciente y recuperar la normalidad alterada.

TERAPIAS. Algunas de las terapias manuales que se aplican en Uruguay son la Osteopatía y la Reeducación Postural Global. La primera busca armonizar la mecánica del cuerpo. Libera disfunciones articulares y trastornos que repercuten en otra parte del organismo. La segunda, apunta a la corrección de la postura a través de elongaciones. "Quien lo ve no dice que es un masaje, pero es con nuestras manos que vamos modificando y generando cambios", ilustró Fremd, quien dirige Fisiohidro, una de las cinco clínicas que trabajan con terapias manuales en Uruguay.

Las patologías vinculadas a problemas de columna y contracciones musculares concentran gran parte de las consultas del público uruguayo. Pero los beneficios del masaje terapéutico no se reducen a las alteraciones nerviosas o musculoesqueléticas. Según indican los especialistas, también mejoran el estado de los sistemas vascular y linfático.

"Una contractura genera un trastorno vascular", explicó Fremd. "Al estar el músculo contraído, comprimiendo, no deja que la sangre circule normalmente", agregó.

En consecuencia, se producen desechos pero el sistema no los limpia como debería hacerlo. Las técnicas manuales relajan los músculos y también mejoran el sistema venoso para que retome su funcionamiento normal.

COMPLEMENTO. Otra de las aplicaciones frecuentes de las terapias manuales es utilizarlas para complementar tratamientos médicos convencionales, utilizados en procesos de recuperación posoperatoria o en enfermedades que pueden tener raíces nerviosas, como por ejemplo la gastritis.

"Está comprobado que las tensiones que provocan una contractura a nivel dorsal generan una fijación a nivel vertebral desde donde emerge la inervación al estómago", explicó la fisioterapeuta.

La tensión que irrita el nervio que va hacia el estómago, lo predispone a generar una gastritis, por lo cual trabajar sobre la región dorsal reduce la predisposición a sufrir la enfermedad.

Por otra parte, en etapas posoperatorias de intervenciones en caderas, abdomen o miembros, se obtienen beneficios tanto en la recuperación de las funciones normales como en el trabajo sobre las heridas a cicatrizar. "En la cicatriz las capas de tejido desde la piel hasta el hueso tienen adherencias", ilustró Fremd. "Hay retracciones y fijaciones de tejidos que hay que liberar" para acompañar la recuperación mecánica.

Además de recomendar acudir a profesionales capacitados formalmente, los profesionales de la Asociación de Fisioterapeutas del Uruguay, recuerdan que los masajes "no son mágicos", por lo cual no puede esperarse un efecto inmediato. "Este tipo de tratamientos generan cambios mecánicos y el cuerpo se tiene que adaptar a ellos", advirtió Fremd.

En muchos casos, los tratamientos son acompañados con cambios y prácticas cotidianas. "Si hacés un masaje el paciente se alivia, pero si no quitás la causa", el problema se sigue generando, indicó la especialista. En un abordaje integral, el masaje complementa a los mecanismos que logran la cura.


Beneficios tras la práctica deportiva

Practicar masajes después de realizar ejercicio físico produce beneficios para la salud, de acuerdo a un estudio realizado en la Universidad de Kentucky en Estados Unidos. Los investigadores utilizaron máquinas para mover las extremidades inferiores de conejos anestesiados e imitaron el esfuerzo que realiza un ser humano para levantar mucho peso, que es similar al que se hace al sufrir un dolor muscular muy fuerte. Las extremidades masajeadas recuperaron su fuerza más rápido y al ser observadas telescópicamente mostraron menos inflamación y daño tisular, según publicó en 2008 la revista Medicine & Science in Sports & Exercise y difundió el diario "La Tercera".
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top