En 2008, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y el Observatorio de la Nutrición y la Actividad Física crearon la Pirámide de la Hidratación Saludable. Esta guía te permite visualizar cuáles son las bebidas más saludables para calmar tu sed y mantener una correcta hidratación.

En la base de la pirámide (grupo 1) puedes ver las bebidas de preferencia: aguas minerales o de grifo. Estas deben constituir al menos la mitad de la cantidad que debes beber diariamente, ya que son la mejor opción para calmar la sed y rehidratar el organismo

En el segundo nivel (grupo 2)
se encuentran: las bebidas refrescantes sin azúcar, té, café o infusiones sin azúcar (como el mate) y los caldos de verduras.

En el tercer nivel (grupo 3) están las bebidas con cierto contenido calórico y nutrientes de interés: jugos de frutas naturales, jugos de verduras, jugos comerciales a base de fruta (100%), leche o productos lácteos líquidos bajos en grasa sin azúcar, sustitutos de leche bajos en grasa, cerveza sin alcohol, bebidas para deportistas, té y café con azúcar.

En el vértice de la pirámide (grupo 4) se ubican las bebidas que no deberías consumir diariamente, sino en forma semanal: bebidas refrescantes carbonatadas o no, endulzadas con azúcar o fructosa. Estas son la peor opción, ya que aportan muchas calorías y ningún nutriente. Beberlas habitualmente aumenta el riesgo de sobrepeso y de diabetes tipo 2.

El agua es el principal componente del cuerpo humano. Constituye aproximadamente el 70% de nuestro peso corporal, el 75% de nuestros músculos y casi el 90% de nuestro cerebro. Por eso, una buena hidratación es el primer paso hacia una alimentación saludable, porque es la primera necesidad que debemos cubrir.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top