http://www.madrimasd.org/blogs/salud_publica/wp-content/blogs.dir/97/files/674/o_hpv%20post2.2.jpg


Entre las parejas sexuales VIH negativas, la circuncisión masculina parece ayudar a prevenir la transmisión del virus del papiloma humano (VPH) de hombres a mujeres, según un estudio reciente publicado en la revista "The Lancet". Sin embargo, tener realizado este procedimiento ofrece protección parcial y las parejas deben seguir practicando relaciones sexuales seguras, señalaron los autores.


El HPV es una infección de transmisión sexual que pone a las mujeres en riesgo de cáncer del cuello uterino. Investigaciones anteriores han mostrado que la circuncisión reduce el riesgo de infección por este virus en los hombres.

En este nuevo estudio, los investigadores analizaron datos de dos ensayos clínicos en Uganda que dio seguimiento a parejas entre hombres y mujeres, ambos VIH negativos, entre 2003 y 2006. La incidencia de nuevas infecciones por HPV de alto riesgo fue un 23% más baja entre las mujeres con parejas circuncidadas que entre las que tenían parejas con su prepucio, indicaron los autores.

"Junto con resultados de ensayos anteriores en hombres, estos hallazgos indican que la circuncisión masculina debería aceptarse ahora como una intervención eficaz para reducir las infecciones de alto y bajo riesgo de HPV adquiridas por vía heterosexual en hombres que no tienen VIH y las mujeres que son sus parejas. Sin embargo, nuestros resultados indican que la protección sólo es parcial. La promoción de prácticas sexuales seguras también es importante", concluyeron los doctores Aaron Tobian y Maria Wawer, de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore.

En un editorial que acompañaba al trabajo, la Dra. Anna R. Giuliano, del Centro Oncológico H. Lee Moffitt de Tampa, Florida, y colegas, escribieron que "los hallazgos recientes añaden evidencia importante para la promoción de la circuncisión masculina en países que carecen de programas bien establecidos de evaluación preventiva del cuello uterino”. La experta agregó que “las intervenciones adicionales para reducir la infección por HPV, como proveer vacunas, serán esenciales para reducir el cáncer invasivo de cuello uterino en el mundo”.

Por último, indicó que “la circuncisión masculina se asocia con ligeras reducciones en el VPH de alto riesgo, mientras que las vacunas licenciadas contra el VPH protegen con alta eficacia sólo contra un número limitado de tipos de HPV. Por tanto, es probable que ambas intervenciones tengan importantes efectos sinérgicos".
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top