Las personas que presentan una variante concreta de la bacteria «helicobacter pylori» —la más agresiva— y las que han sufrido una lesión gástrica preneoplásica (precancerígena) tienen muchos más números de sufrir un cáncer de estómago en un futuro. Así lo apuntan los resultados de una investigación coordinada por un equipo del ICO-IDIBELL de Barcelona y en la que han participado especialistas de otros centros españoles.

- Tratamiento precoz


El doctor Carlos Alberto González, coordinador del estudio y responsable de la Unidad de Nutrición, Ambiente y Cáncer del Instituto Catalán de Oncología (ICO), destaca en declaraciones a ABC la importancia de estos marcadores descubiertos de cara a «establecer una escala de riesgo» y «hacer un seguimiento más estricto» de estas personas más susceptibles y poder tratarlas en la fase inicial de la enfermedad.

«El cáncer de estómago es un cáncer lento puede durar perfectamente unos 20 años, aunque suele diagnosticarse tarde y tiene muy mal pronóstico», afirma el especialista del ICO. El 25% de los que presentan la enfermedad en fase avanzada tiene una esperanza de vida no superior a los cinco años. La relación entre el cáncer gástrico y el «helicobacter pylori» no es nueva pero hasta ahora no se había determinado el perfil más agresivo de la bacteria, el que realmente desencadena la enfermedad.

Carlos Alberto González recuerda que «la infección por la bacteria “helicobacter pylori” es muy frecuente entre la población —la presenta el 60% de las personas—, aunque en la mayoría de los casos la evolución es favorable y el organismo la supera de manera natural». No obstante, entre un 10 y 15% de los afectados por la bacteria acaban con una úlcera duodenal y entre un 1-2% de ellos desarrolla un cáncer de estómago.

«En este último porcentaje se encontrarían las personas que contienen los marcadores genéticos que hemos identificado», explica el especialista del ICO.


- Segunda causa de muerte


Los tumores gástricos representan la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo y son responables de más de un millón de muertes cada año. En España, supone el quinto cáncer más frecuente (8.200 casos nuevos anuales) y el cuarto que causa más defunciones.

- Dos estudios complementarios


DOCE VECES MÁS DE PROBABILIDADES

En el primer estudio, publicado en «International Journal of Cancer», se realizó un seguimiento de más de 600 personas del Hospital de Soria a los que se había detectado la presencia de la bacteria «helicobacter pylori» y una lesión gástrica muy inicial. Se les hizo un seguimiento de 12 años. Transcurrido ese tiempo, los investigadores comprobaron que los que presentaban la lesión inicial (metaplasia intestinal incompleta) tienen doce veces más de riesgo de desarrollar cáncer gástrico.

LA PEOR CEPA DE HELICOBACTER

La investigación, publicada en la prestigiosa revista «American Journal of Gastroenterology», analiza diferentes variantes de la bacteria «helicobacter pylori» para determinar qué cepas son las más virulentas. Los resultados del informe indican que de las 300 personas estudiadas en la muestra —todas ellas con problemas gástricos—, los infectados con el genotipo cagA positivo con la variante s1/m1 del gen vac1 tienen cinco veces más de riesgo de padecer este tumor gástrico.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top