Comprueban que el tabaco afecta el cerebro de los adolescentes


Un estudio norteamericano reveló que las funciones mentales de los jóvenes adictos a la nicotina son menos activas. También señaló que el cigarrillo puede alterar el desarrollo cerebral




La nueva investigación fue realizada por expertos de la Universidad de California, en los Estados Unidos. Descubrieron que cuanto mayor es la adicción del adolescente a la nicotina, menos activa es la corteza prefrontal de su cerebro, lo que significa que el cigarrillo afecta las funciones cerebrales, informó el sitio web Noticias de la Ciencia y la Tecnología.

Los científicos compararon las funciones cerebrales de adolescentes fumadores con las de no fumadores, y prestaron especial atención a la manera de actuar de la corteza prefrontal, encargada de las “funciones ejecutivas” como la toma de decisiones y que en esa etapa de la vida está en plena formación.

Edythe London, coautora del estudio y profesora del Instituto Semel de Neurociencias y Comportamiento Humano de esa casa de altos estudios, sostuvo que lo hallado no es una buena noticia para los fumadores.

Además, los expertos indicaron que dado que la corteza prefrontal continúa desarrollándose durante toda la adolescencia, el tabaquismo puede alterar el curso del desarrollo cerebral y afectar el funcionamiento de esta parte fundamental.

Como un desarrollo inusualmente lento de la corteza prefrontal suele relacionarse con una mala capacidad para tomar decisiones en esta etapa de la vida, está entonces directamente vinculado con la imposibilidad de abandonar el vicio, medida que sería beneficiosa para su salud.

Relevamientos aseguran que la edad de inicio en el tabaquismo es cercana a los 13 años, mientras que el 80% de los fumadores actuales reconocen haberse “enganchado” con este mal hábito a los 18 años. En tanto, las personas que no fumaron en la adolescencia es muy poco probable que comiencen con el consumo en la edad adulta.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top