Cómo evitar que la mochila dañe la espalda de su hijo


Según un estudio, el 42% de los menores de 11 años sufre de dolores de espalda y la principal causa es el peso de las mochilas. Tips ergonómicos para procurar el bienestar de los estudiantes



El 42% de los menores de 11 años sufre dolores de espalda, siendo las niñas las más afectadas. Y una de las principales causantes de esta dolencia es el peso excesivo de las mochilas. Para prevenir se deben tener en cuenta el peso, la ajustabilidad y el uso de la carga en cuestión.

“Numerosos estudios indican que existe un riesgo altísimo de que los niños sufran dolor de espalda y que en el futuro desarrollen daños estructurales en su columna si durante su edad escolar transportan peso excesivo en sus mochilas. Esta situación presenta mayor amenaza para las mujeres que para los hombres”, señaló Sebastián Astorino, gerente general de RiesgoLab, consultora especializada en salud ocupacional y gestión ambiental.




Tips ergonómicos para prevenir dolores de espalda

“Conductas muy simples y cotidianas que normalmente se efectúan en forma rutinaria, como ser el uso de las mochilas, se realizan de manera casi mecánica, sin prestarle demasiada atención y sin pensar que conllevan riesgos que deben ser prevenidos”, explicó Astorino.

Para prevenir afecciones músculo-esqueléticas, cuando un estudiante carga su mochila, se deben considerar al menos tres elementos básicos: el peso, la ajustabilidad y el uso.
1- Peso: se debe procurar que el peso de la mochila no supere el 10% del peso del alumno. Es decir, en un niño que pesa 40 kilos, la carga de su mochila no puede exceder los 4 kilos. Un peso mayor lo hace arquear la columna hacia delante e inclinar el tronco y la cabeza en esa misma dirección, incluso dentro de un peso ideal se deben tomar ciertas precauciones, como distribuir ordenadamente el peso al interior de la mochila: Los elementos más pesados deben ir más cerca de la espalda.

2- Ajustabilidad: la mochila debe tener asas anchas y acolchadas para evitar que se claven en los hombros, no debe superar el tamaño del torso del niño/a e idealmente debiera tener un cinturón acolchado tipo riñonera además de compartimentos que ayuden a distribuir el peso.

3- Uso: siempre se debe procurar utilizar las dos asas de la mochila. El uso de una sola produce asimetría en la carga, desviando la columna, debe usarse pegada a la espalda y a la altura de las caderas, para mejorar la estabilidad y exigir menos esfuerzo a la musculatura involucrada.

4- Tamaño de la mochila: considere comprar una mochila cuyo tamaño sea adecuado a la edad y talla del menor. Lo ideal, es que la mochila tenga un alto desde la base del cuello, hasta cinco centímetros sobre la cadera.

5- Peso de los útiles escolares: otro aspecto importante a considerar, es el peso de los útiles escolares. Se sugiere a los padres comprar elementos livianos para no sobrecargar el peso de las mochilas que llevarán sus hijos al colegio. Como referencia considere que en las mochilas para niños, la capacidad debe ser inferior a 60 litros. Con respecto al peso de la mochila, la carga debe ser inferior al 10% del peso del niño.

Para hacer el cálculo, conozca el peso promedio de algunos útiles escolares:

* Libro: aproximadamente 600 gramos

* Cuaderno chico: aproximadamente 200-300 gramos

* Cuaderno universitario normal: aproximadamente 250 gramos

* Cuaderno universitario tapa dura: aproximadamente 700-800 gramos
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top