Cuatro universidades de Escocia participan en una novedosa investigación para producir sangre humana. El proyecto, desarrollado junto al Servicio de Transfusiones de Escocia, comprende la fabricación de glóbulos rojos a partir de células madre embrionarias.




De esta manera, la generación industrial de plasma a gran escala, terminaría con los problemas actuales de desabastecimiento al mismo tiempo que aseguraría la compatibilidad entre el donante y el receptor.

Más de diez investigadores de las universidades de Glasgow, Heriot-Watt, Edinburgh y Dundee colaboran con el proyecto que ha sido financiado con la suma de 2.5 millones de libras esterlinas. Según la Dra. Joanne Mountford de la Universidad de Glasgow, no se trataría de sangre artificial sino de glóbulos rojos idénticos a los que se encuentran normalmente en el cuerpo pero producidos en un laboratorio en lugar de en el cuerpo humano.

Uno de los motivos principales de la escasez de sangre es la falta de donantes, por lo que la posibilidad de su producción industrializada a gran escala brinda una solución a esta problemática.

El proyecto, coordinado por el equipo de investigadores de células madre de la Universidad de Glasgow, ofrece una nueva tecnología que ayudará a salvar muchas vidas en un futuro.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top