http://www.urdi.com.ar/php/wp-content/uploads/2009/04/vacunacincontralagripeparaafiliadosalpami.jpg
El viceministro de Salud, Máximo Diosque, y la responsable de la Dirección de enfermedades Inmunoprevenibles, Carla Vizzotti anunciaron que a partir del 16 de marzo, los grupos de riesgo podrán inmunizarse contra la influenza en el marco de la Campaña Antigripal 2011. En reunión con representantes de distintas sociedades científicas, los funcionarios confirmaron que el Gobierno adquirió 7 millones de dosis de vacunas trivalentes, con una inversión de 40 millones de dólares.

La población objetivo para este año, para cual la inoculación será gratuita y obligatoria, está conformada por trabajadores de la salud (que ya están siendo inmunizados), las embarazadas en cualquier trimestre de gestación, las madres con niños de hasta 6 meses; todos los menores entre los 6 meses y los 2 años y los adultos mayores de a partir de los 65 años.

También serán inmunizadas las personas de entre los 2 y 64 años, que acrediten por orden médica patologías previas que los hace vulnerables a la gripe, entre ellas enfermedades respiratorias; inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (como el VIH); pacientes oncohematológicos y trasplantados; obesos y diabéticos.

Según confirmó Vizzotti, los virus cubiertos por la vacuna trivalente son A (H1N1), A (H3N2) y B. La decisión fue tomada “por recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que fueron las cepas de mayor circulación en el Hemisferio Sur”, aclaró la responsable de la Dirección de Enfermedades Inmunoprevenibles, para luego destacar que “la semana pasada, el ministro de Salud, Juan Manzur, recibió las primeras 900 mil dosis”.

Pero más allá de la inoculación en sí misma, la Campaña antigripal 2011 pondrá especial énfasis en los esquemas de prevención secundarios, entre ellos, el lavado de manos como principal hábito para prevenir las enfermedades infecciosas y el uso del oseltamivir (antiviral usado contra la Gripe A). También se buscará educar a la población, especialmente en evitar fumar y ventilar los ambientes cerrados.

Por otra parte, junto con la inmunización antigripal, se aplicará la vacuna antineumocócica polisacárida conjugada a adultos mayores de 65 años y a pacientes de entre 2 y 64 años con orden médica que acredite patologías previas.



La opinión de la comunidad médica



Los principales responsables de distintas sociedades científicas celebraron la incorporación de la inmunización antigripal al Calendario Nacional de Vacunación (CNV), publicada en el Boletín Oficial el pasado 19 de enero. La decisión fue basada en que la que la influenza es un virus “de fácil diseminación” que se transmite por vía respiratoria y “produce enfermedad con mayor riesgo de hospitalización,, complicación y muerte”.

El Dr. Tomás Orduna, en representación de la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero, sostuvo que “la gripe es la principal enfermedad inmunoprevenible en turistas” y que incluso “supera a la hepatitis”.

En tanto, el Dr. Daniel Stamboulian, del Centro de Estudios Infectógicos, celebró que se esté “universalizando la vacuna antigripal”, ya que la influenza es “la enfermedad inmunoprevenible que más mata”.

El Dr. Eduardo López, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (SADIP) destacó la seguridad de la vacuna “que puede ser aplicada en embarazadas en cualquier mes de gestación”. Mientras que la Dra. Angela Gentile, quien dirige la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), opinó que se debe llegar al objetivo de “las dos dosis” para los chicos menores de 3 años.


La vacunación en números



Las estadísticas 2010 del Ministerio de Salud de la Nación subrayaron que las coberturas de vacunación fueron en promedio superiores al 98% en la población compuesta por profesionales sanitarios, embarazadas y en aquellos de entre 5 y 64 años con factores de riesgo.

En los niños de menos de 5 años, la adherencia a la campaña fue del 85%. Sin embargo, la segunda dosis de la vacuna antigripal en menores de 3 años fue del 25%, aunque no se observaron complicaciones ni mortalidad en este grupo etario por H1N1.

Por último, el éxito de la estrategia de vacunar a las madres de niños menores de 6 meses, con el objetivo de inmunizar a los bebés más pequeños indirectamente, fue del 91%
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top