Los suplementos de zinc constituyen un tratamiento efectivo para reducir los síntomas del resfriado común y la duración de la enfermedad, según corroboró un estudio internacional.




El estudio revisó toda la evidencia científica disponible y encontró que tomar zinc en las primeras 24 horas del inicio de los síntomas acelera la recuperación.

El mineral también podría ayudar a prevenir los resfriados, afirma la investigación publicada en "Cochrane Systematic Review", que incluyó datos de 15 ensayos clínicos en los que participaron 1.360 personas. Ahora, dicen los autores, será necesario determinar cuál es la dosis exacta que se requiere.

En general, un adulto padece de dos a cuatro resfriados cada año, y los niños pueden enfermarse hasta 10 veces anualmente.

El resfriado común es la enfermedad infecciosa más común en la población humana y hasta ahora no se ha podido encontrar la forma de evitarla debido a que los virus que la causan son muy comunes. Los virus del resfriado común pueden contagiarse entre una persona y otra no sólo con la tos o estornudo sino también al tocar superficies contaminadas.

Ahora los expertos creen que los suplementos de zinc podrían ayudar porque el mineral puede recubrir al virus y evitar que entre al organismo a través del delgado recubrimiento de la nariz.

El zinc al parecer también puede evitar que el virus se replique, al menos en las pruebas de laboratorio. Y se cree que podría ayudar al sistema inmune y disminuir algunas de las desagradables reacciones que el organismo produce ante al virus invasor.


- Recuperación acelerada


La doctora Meenu Singh, del Instituto de Educación e Investigación Médica en Chandigarh, India, quien dirigió el estudio, señala que "esta investigación refuerza la evidencia de que el zinc puede ser un tratamiento para el resfriado común". "Sin embargo, por el momento, es todavía difícil hacer una recomendación general, porque no sabemos cuál podría ser la dosis, formulación o duración óptimas de tratamiento".

Según los resultados del ensayo, el jarabe, tabletas o pastillas de zinc, tomados el primer día del comienzo de los síntomas reducen la severidad y duración de la enfermedad.

A los siete días, la mayoría de los pacientes que habían tomado el remedio de zinc cada dos horas durante el día no mostraron síntomas de la enfermedad y los niños que recibieron 15 miligramos de jarabe o pastillas de zinc diariamente durante cinco meses o más se resfriaron menos que los que recibieron un placebo.

Pero todos los ensayos clínicos revisados habían utilizado distintas dosis y tiempo de tratamiento, lo cual hizo imposible llegar a un consenso.

Y la gente que usó zinc también informó de menos efectos secundarios que el grupo que recibió un placebo.

Tal como señala el doctor David Tovey, editor en jefe de la Biblioteca Cochrane, "éste es un tratamiento que muestra cierta promesa, lo cual, en lo que se refiere al resfriado común, es bastante inusual". "Aunque existen muchos remedios disponibles en la farmacia, no contamos con tratamientos que puedan evitar los síntomas del resfriado o reducir mucho su severidad". "Pero todavía hay cierta incertidumbre sobre las mejores dosis, tiempo de tratamiento y formulaciones y futuros estudios necesitarán investigar esto".

El profesor Ronald Eccles, direcgtor del Centro del Resfriado Común de la Universidad de Cardiff, afirma, sin embargo, que también será necesario investigar la posible toxicidad del zinc si se consume durante períodos prolongados, algunas formulaciones de zinc provocan efectos secundarios como náuseas, mal sabor de boca y diarrea.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top