Un estudio advierte que este sistema tan tradicional tiene sus riesgos para la salud del enfermo: puede recibir una dosis mayor o menor a la indicada




Medir la dosis de remedios líquidos con una cuchara de cocina puede ser riesgoso para el enfermo porque al cambiar la cantidad exacta de medicación que deben ingerir termina siendo poco efectiva o incluso peligrosa.

Un artículo publicado en la revista Anales de la Medicina Interna explica que, anteriormente, las personas con gripe o un resfrío usaban exclusivamente las cucharas de cocina como medida de la medicación.

Como resultado, tomaban un 8% menos o 12% más de la dosis indicada. Brian Wansink, autor del estudio y director del Laboratorio de Alimentos y Marcas Cornell explicó que estos porcentajes podrían no parecer mucho, pero hay que tener en cuenta que esta situación se repite durante cuatro días, cada cuatro a ocho horas. Por ese motivo, realmente termina cambiando mucho la cantidad, al punto de que el efecto de la medicación no es el deseado.


Al usar una cuchara mediana para medir la cantidad de fármaco a tomar, es frecuente que se reciba una dosis menor. Por el contrario, al utilizar una cuchara grande se termina consumiendo demasiada cantidad, dijo Wansink.

El profesional recomendó usar artículos adecuados para medir los medicamentos, como tapas, goteros o agujas diseñadas específicamente para cuantificar remedios líquidos.

Previamente, Wansink también analizó la cuestión de las ilusiones visuales y las relaciones espaciales en el tema de la comida y los hábitos alimenticios, y su incidencia en sobrepeso y la obesidad. Aseguró que la gran mayoría de las personas no toma conciencia de que al comer en platos más grandes se consumen porciones considerablemente mayores.

La misma situación se presenta con las bebidas alcohólicas: la apariencia visual de los vasos y copas hace que, sin notarlo, se sirva una medida mayor o menor de alcohol.

Por ponerlo de una manera sencilla, no podemos confiar en nuestra habilidad para estimar medidas. En algunos casos puede no ser importante, pero en lo que se refiere a la salud es vital asegurarse de consumir las cantidades adecuadas, concluyó Koert van Ittersum, el coautor del estudio.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top