Orlando acoge estos días Genitourinary Cancers Symposium 2011, impulsado, entre otros, por la American Society of Clinical Oncology (ASCO), donde el Dr. Joaquim Bellmunt, del Hospital del Mar de Barcelona, presenta los resultados de un estudio sobre el genoma de los tumores de vejiga e impartirá una sesión sobre biología computacional en tumores uroteliales




La falta de respuesta a la quimioterapia o la resistencia a fármacos es la principal causa de muerte en los cánceres uroteliales (vejiga, riñón y vías urinarias). “La lucha por la supervivencia en este tipo de tumores parece claro que depende de la optimización de la quimioterapia con terapias efectivas, usando indicadores que predigan si el paciente responderá a la quimioterapia e identificando, claramente, tanto la causa de estos tumores como nuevas dianas terapéuticas”, explica el Dr. Bellmunt. Estos estudios apuntan hacia una terapia individualizada que aporte grandes beneficios, como conocer cuáles son los pacientes más aptos para un determinado tratamiento o identificar si el paciente responderá de forma óptima al tratamiento de elección o habrá que recurrir a una alternativa terapéutica, evitando así tratamientos ineficaces para él -en tiempo y efectos colaterales- y para el sistema sanitario, en términos económicos. “Muchos pacientes podrían beneficiarse de la personalización terapéutica en el uso de diferentes fármacos y la óptima direccionalidad de nuevas dianas moleculares en el ataque de la célula cancerosa”, añade.

El descubrimiento de dianas terapéuticas está avanzando rápidamente y cada vez las terapias son más personalizadas y, por lo tanto, más ajustadas a las características de cada tumor. Son ya conocidos los avances sobre el conocimiento del genoma humano; con todo, su repercusión en la atención médica de los pacientes ha sido limitada. La investigación desarrollada por el Dr. Bellmunt, fruto de una colaboración transatlántica entre el Hospital del Mar de Barcelona, el IMIM, su instituto de investigación, la Universidad de Harvard y el Dana Farber Cancer Institute de Boston, abre nuevas vías para la mejora de los tratamientos del carcinoma en los órganos genitales y urinarios. A partir del análisis genético de cerca de 150 muestras de pacientes afectados por tumores vesicales con evolución conocida, se ha realizado -utilizando las más sofisticadas tecnologías de análisis genómico- el estudio de los determinantes genéticos que condicionan que unos tumores respondan a un tratamiento o a otro. El objetivo de este estudio es identificar asociaciones entre alteraciones genéticas y respuestas clínicas a la quimioterapia convencional y, en consecuencia, ver qué alteraciones responden al tratamiento y cuáles, no. La identificación de nuevas dianas permite un futuro prometedor en la implementación de nuevos tratamientos, más personalizados, para esta enfermedad.

Para todo ello, son y han sido necesarias novedosas técnicas que hagan posible este tipo de análisis. Buscar diferencias genéticas con este nivel de precisión e identificar variaciones, combinaciones y asociaciones entre los datos genera un volumen de datos de imposible manejo y medida, sin herramientas bioinformáticas muy avanzadas y sofisticadas. Estas técnicas computacionales, en este estudio, tienen un papel central. Por lo tanto, de este estudio se tienen que hacer tres análisis: el primero, el computacional donde se valora la reproductibilidad y la significación estadística de los datos; el segundo, el biológico, que estudia las mutaciones genéticas relevantes para el cáncer; y el último, el clínico, que considera las relaciones entre las alteraciones en el genoma, el pronóstico de cáncer y la respuesta a terapias.

El Dr. Bellmunt argumentará en el 2011 Genitourinary Cancers Symposium la obsolescencia de los procedimientos médicos convencionales en cuanto al tratamiento con quimioterapia de pacientes con carcinomas uroteliales. La identificación de procedimientos médicos individualizados efectivos, junto con la optimización de la quimioterapia a través de nuevos indicadores moleculares capaces de predecir el grado de sensibilidad son, a su juicio, las dos líneas básicas para conseguir una significativa mejora de los resultados médicos en los pacientes.

El cáncer urotelial es un tipo de tumor que afecta a ciertas partes de las vías urinarias: riñón, vejiga y órganos accesorios. Es el segundo más frecuente de los tumores genitourinarios y, en Europa, se diagnostican cerca de 66.000 nuevos casos al año (en mayor número en la cuenca mediterránea que en los países nórdicos). Los tumores de vejiga y de uréter son los más frecuentes entre los uroteliales, seguidos por los tumores de riñón. Afectan al triple de hombres que de mujeres; su aparición tiene un pico cerca de los 70 años y la mayor causa identificada es el tabaco, con una fuerte correlación entre el número de cigarrillos y el tiempo que se ha sido fumador/a. En España, hay unos 14.000 casos nuevos cada año.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top