Un experto señala que la aplicación práctica de este hallazgo va de la educación y el arte al control del tráfico aéreo.




Una investigación reciente muestra que gesticular con las manos mientras se habla puede generar imágenes mentales que ayudan a resolver problemas complejos relacionados con la visualización espacial.

La visualización espacial, la capacidad para girar o mover mentalmente un objeto a una posición o perspectiva diferente, es una habilidad importante tanto para estudiantes y profesionales como para los controladores del tráfico aéreo y los decoradores de interiores, señalan los investigadores.

Examinaron la relación entre los gestos de las manos y la visualización espacial en tres experimentos en el que participaron 230 voluntarios. Un estudio encontró que los gestos de la mano aumentaban en la misma medida que la dificultad de las pruebas de relaciones espaciales, y los otros dos estudios mostraron que hacer gestos con las manos se relacionaba con mejores resultados en tales pruebas.

Los hallazgos aparecen en la edición de febrero de la Journal of Experimental Psychology: General.

"Los gestos con las manos son espontáneos y no necesitan ser enseñados, pero pueden mejorar la visualización espacial", apuntó el coautor del estudio y psicólogo Mingyuan Chu en un comunicado de prensa de la Asociación Americana de Psicología. "Desde Galileo y Einstein hasta da Vinci y Picasso, los descubrimientos científicos y las obras de arte no se podrían haber logrado sin extraordinarias habilidades de visualización espacial".

Los investigadores apuntaron que los gestos de las manos podrían mejorar la visualización espacial al ayudar a una persona a seguir un objeto en la mente a medida que cambia a una nueva posición. Los gestos podrían ayudar también a ofrecer retroalimentación adicional y pistas visuales al simular la forma en que un objeto se movería con las manos.

Estos hallazgos pueden tener aplicaciones prácticas en la educación, sugirió Chu, investigador del Instituto Max Planck de Psicolingüística en los Países Bajos. Por ejemplo, los estudiantes de arte podrían recurrir a los gestos de las manos en una clase de naturaleza muerta para visualizar a un sujeto desde un ángulo diferente a fin de crear una pintura más viva en tres dimensiones.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top