Problemas de infertilidad, disfunción eréctil y el cese del crecimiento óseo longitudinal son sólo algunos de los efectos indeseados del consumo de esteroides. Un especialista alertó que “son indicados muchas veces por personas no idóneas, sin recetas médicas, y provenientes del mercado negro”



Cuando hablamos de anabólicos, pensamos que lo consumen los deportistas profesionales, en especial los físico culturistas, pero se está observando en el mundo que también ocurre en los gimnasios, es decir con aficionados a la actividad física que quieren lucir sus músculos en especial en época de verano.

En España se vio un incremento en las redes de distribución ilegal de anabólicos a través de internet.

En el Congreso de la Sociedad Europea de Medicina Sexual, advierte de los problemas que produce y del incremento de consultas en los hombres con problemas de infertilidad (trastorno que se triplicó) y disfunción eréctil.

Según la Comisión Europea, consumen anabólicos el 6% de los europeos que van al gimnasio, cifra que en España equivaldría a 20 mil personas (25-29 años). Una encuesta escolar realizada en Valencia en 2006 mostró un 3,3% de escolares entre 14 y 18 años que consumen los esteroides sintéticos, cifra que aumentando a los 18 años al 7,9%. El problema es más serio en chicos que no pasaron la pubertad debido a que la testosterona actúa sobre el crecimiento óseo.

Los anabólicos son drogas sintéticas derivadas de la testosterona, que incrementa la masa muscular, la fuerza y el rendimiento deportivo, utilizada en especial en atletas que muestran sus músculos aumentados de tamaño y marcados en especial en el físico culturismo. Son indicados en muchas oportunidades por personas no idóneas, sin recetas médicas, ya que se consiguen en el mercado negro, por internet y en muchos casos se encuentran drogas falsificadas.

La vía de administración puede ser oral, intramuscular o ambas.

Hay varios esteroides sintéticos en el mercado, algunos con menos efectos indeseados que otros (Estanazolol), pero todos pagan con efectos colaterales a distintos niveles del organismo.

La indicación más importante es el hipogonadismo (déficit en testosterona), que en algunos casos es causa de impotencia.

La droga sintética tiene propiedades androgénicas y pertenece al grupo de sustancias prohibida por el COI (Comité Olímpico Internacional) y por la Asociación Mundial de Antidoping (WADA).

Efectos indeseados

Son consumidos tanto por adolescentes, hombres y mujeres. En especial en niños preadolescentes produce cierre precoz de la epífisis óseas, con el consiguiente cese del crecimiento longitudinal del hueso, además de la virilización, del aumento mamario.

Produce crecimiento de la barba, voz ronca por acción sobre las cuerdas vocales, calvicie, ginecomastia que aparece cuando los receptores de andrógeno están totalmente ocupados y las mamas aumentan de tamaño al incrementarse los estrógenos.

Los testículos (generan el 95% de la testosterona) pueden reducirse hasta un 20 % su tamaño y acompaña una disminución de los espermatozoides, por eso la infertilidad (reversible si se suspende los esteroides), mayor probabilidad de cáncer de próstata, también afecta la libido.

Efectos con repercusión Cardiovascular y otros: *Aumento del colesterol (alteraciones de los lípidos) * Hipertensión Arterial (retención de líquidos) * Virilizaciones (mujeres) * Alteración del Ciclo Mestrual * Aumento de glucemias * Depresión * Irritabilidad * Agresividad – Violencia * A largo plazo atrofia testicular * Toxicidad Hepáticas * Tumores Hepatiticos.

Como uno observa, los efectos y consecuencias pueden ser graves, en general (no todas) al suspender lo esteroides sintéticos (anabólicos) al cabo de algunas semanas suelen revertir las consecuencias indeseadas.

Es importante tener en cuenta el rol de los organismos del estado que controlan y supervisan el consumo de los anabólicos, al igual que el de los gimnasios, así como mayor difusión de los efectos indeseados al consumir éste tipo de drogas y el rol de los padres de estar atentos cuando su hijo concurre a un gimnasio y desea aumentar su masa muscular.

Por: Norberto Debbag. Deportólogo Cardiólogo (UBA)
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top