Seguro que todos hemos tenido algún problema en la piel como pueden ser moratones, calenturas, palidez de la piel,irritación, una gran parte de ellas se deben a problemas de estrés. Nuestra piel se puede convertir en un termómetro, un indicador, una señal de alarma que indica que nuestro estado emocional y psicológico no es el adecuado.




Si nuestro cuerpo esta sometido al estrés de manera prolongada pueden manifestarse estos problemas en la piel que pueden ir unidos a fiebres, sensación de cansancio y otros síntomas. La sensación de un envejecimiento prematuro también es uno de esos síntomas inequívocos.

El estrés también puede provocar adelgazamiento, perdida del apetito, problemas de sueño, alteraciones del humor e incluso desaparición de la apetencia sexual, estos síntomas a su vez peden llegar a derivar en otra serie de problemas de salud aun mucho peores con lo que habrá que tonar medidas rápidamente.

Ya centrados en la piel y como puede afectar el estrés a la misma, desde picores y escozores en sitios concretos hasta descamación. Acne, caída del cabello, exceso de sudoración, soriasis, eczemas, caspa, urticaria y herpes orales son otros de los síntomas mas frecuentes.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top