Especialistas reunidos en el Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología señalaron que las mujeres con problemas para concebir aumentan sus posibilidades de quedar embarazadas cuando logran relajarse




El estrés es uno de los factores que puede provocar infertilidad en las mujeres. Un estudio revela que las mujeres con problemas para concebir aumentan sus posibilidades de quedar embarazadas si se relajan.

"El estrés puede provocar infertilidad, tanto en hombres como en mujeres, y puede ser tratado", explicó Sarah Berga, profesora de la Universidad de Emory en Atlanta (EEUU), que presentó los resultados de su investigación en el 22º Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología que se celebró en Praga (República Checa).

La terapia cognitiva del comportamiento, que se emplea normalmente en pacientes con depresión, resultó por sí sola efectiva para que algunas mujeres a las que se les había retirado el periodo de forma espontánea recuperaran su fertilidad, según un estudio estadounidense.

Entre un 5% y un 10% de las mujeres sufre amenorrea, es decir, no tiene el periodo. Se estima que la mitad de los casos están relacionados con el estrés.

Berga y sus colaboradores hallaron en investigaciones anteriores una correlación entre los niveles de hormonas del estrés (en particular el cortisol) y las reproductivas que provoca la retirada del periodo; una situación denominada amenorrea funcional hipotalámica.

El estudio piloto presentado en Praga se realizó en 16 mujeres entre 20 y 35 años a las que se les había diagnosticado esta condición y cuyos niveles de estrés se comprobaron midiéndo el cortisol en sangre.

Las participantes se dividieron en dos grupos. La mitad recibió durante 20 semanas terapia cognitiva del comportamiento, que incluía asesoramiento en nutrición, ejercicio y otras vías para reducir el estrés, mientras que la otra mitad no recibió tratamiento alguno.

"El 80% de las mujeres sometidas a terapia empezó a ovular de nuevo, frente al 25% de las que sólo fueron observadas", explicó Berga que informó además de que dos de las pacientes se quedaron embarazadas al poco tiempo de concluir el estudio.


Estrés y fecundación in vitro


El doctor israelí Shevan Friedler presentó en este mismo congreso los resultados de sus investigaciones en torno al estrés y la fertilidad, pero esta vez en pacientes que se someten a una fecundación ´in vitro´.

Para comprobar su teoría de que relajar a las pacientes aumenta las posibilidades de éxito de esta técnica reproductiva, Friedler y sus colaboradores enviaron un payaso a la mitad de sus pacientes para que las entretuviera durante su recuperación.

"La respuesta de las mujeres fue maravillosa", declaró Friedler, cuyo optimismo no es de extrañar ya que un tercio de las que recibieron la cómica visita lograron un embarazo, frente al 19% de las que no tuvieron esa suerte.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top