Este método terapéutico se propone prevenir e incluso curar problemas de salud a través del consumo de jugos frutales y de verduras de alto poder nutricional y rápido aprovechamiento




Los jugos de frutas y verduras son así capaces de desintoxicar, regenerar, fortalecer, depurar, ayudan a reconstruir las células y sobre todo proporcionan energía a nuestro cuerpo. Así lo afirma la Jugoterapia, un método terapéutico que, a partir del consumo de jugos elaborados con frutas y verduras se propone prevenir e incluso curar problemas de salud.

De acuerdo con esta terapia, las frutas y verduras son alimentos de alto poder nutrimental y rápido aprovechamiento capaces de mantener sano y equilibrado al organismo, bajo el principio superior de que el cuerpo posee la capacidad de recuperarse en contacto con la naturaleza porque a ella pertenece.

Según este principio la naturaleza es sabia y le proporciona al ser humano los elementos necesarios para su superar los estados de malestar causados por su mala alimentación y asegurar su salud.

Entre las cualidades nutrimentales más importantes atribuidas a los jugos de frutas y verduras es que contienen altos porcentajes de vitaminas, minerales y proteínas, sustancias fundamentales para el buen funcionamiento del organismo.

Así por ejemplo, los jugos de frutas tropicales, fresas, grosellas negras, melón y cítricos, entre otros, son recomendables para elevar las defensas naturales del cuerpo ante ataques de virus y retardar el envejecimiento celular, por su alto contenido de vitamina C. En tanto que los jugos con cerezas, melón y melocotón se recomiendan por su contenido de vitamina A para mejorar los procesos relacionados con la visión, el hígado y la actividad sexual.

Los jugos de kiwi, nísperos, melón, uva negra, cerezas, ciruelas, coco fresco y ananá son ricos en potasio y magnesio, dos sustancias minerales indispensables para formar y fortalecer tejidos y huesos, mejorar la resistencia a las enfermedades degenerativas, amén de su considerable efecto antiestrés.

Otros componentes igualmente significativos que contienen las frutas y verduras, además del agua que permite la realización de funciones químicas del cuerpo, son fibra, ácidos orgánicos y elementos fitoquímicos, mismos que ayudan a evitar el estreñimiento y disminuir los niveles de colesterol y glucosa; desinfectar y alcalinizar la orina, y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, e incluso algunos aseguran, el cáncer.

Además del rico sabor y aroma que distingue a las frutas y verduras, todas ellas son compatibles entre si, para preparar los más variados y riquísimo jugos, a excepción del melón y la sandía los cuales se recomienda beberlos solos, debido al tiempo que lleva la fermentación de estas frutas dentro del aparato digestivo.

Como en todos los casos de preparación de alimentos, las frutas y verduras que se utilizarán en jugo, deben estar condiciones perfectamente frescas, maduras y desinfectadas, además de consumirse inmediatamente después de preparado, preferiblemente una hora antes del desayuno o entre dos y tres horas después de la comida.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top