Los triglicéridos altos constituyen un factor de riesgo de infarto cerebral, tanto en hombres como en mujeres, al actuar en forma similar al colesterol malo, facilitando el depósito de grasa en la pared de las arterias




Las enfermedades cardiovasculares son, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la primera causa de muerte global. Una revisión afirma que, los niveles altos de triglicéridos actúan en forma similar al colesterol malo, facilitando el depósito de grasa en la pared de la arterias y la formación de placas de arteriosclerosis aumentando así el posible riesgo de infarto cerebral.

El estudio, realizado en Dinamarca, siguió durante 33 años a casi 14.000 hombres y mujeres, demostrando que los triglicéridos elevados son un factor de riesgo de infarto cerebral, tanto en hombres como en mujeres.

Este tipo de grasa fue controlado con exámenes de sangre, sin necesidad de que la persona estuviera en ayunas. Los chequeos se hicieron todos los años a lo largo de todo el estudio. En tanto, el incremento de los niveles de colesterol sólo elevó este peligro para los hombres, sin tener efecto en las mujeres. El estudio fue publicado online por la revista Annals of Neurology.

Según la doctora Marianne Benn, del Hospital de la Universidad de Copenhague, esto obligará a modificar las normas para prevenir estos infartos, que hasta ahora sólo consideraban los niveles de colesterol total y del LDL o colesterol malo.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top