Pese a los esfuerzos para combatirlo, el cáncer continúa siendo uno de los problemas médicos y sanitarios más graves de la sociedad. Si bien se han logrado importantes avances, en especial en materia de prevención, las cifras de mortalidad se mantienen relativamente estables.




Tras arribar a esta conclusión, muchos expertos coinciden en que se deben buscar nuevos enfoques al problema. Con este espíritu, el Instituto Nacional del Cáncer de EEUU decidió atraer a especialistas de otras áreas, como la física y las matemáticas, para que ayuden a buscar soluciones desde distintos puntos de vista. Para este fin, el organismo repartió desde 2009 y con miras a cinco años, unos u$s 50 millones entre grupos multidisciplinarios distribuidos por todo el país, en instituciones como el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center o la Universidad de Princeton..


Cómo son los nuevos enfoques


"Las tasas de mortalidad para muchos cánceres permanecen estables o se incrementan", indicó Robert Austin, catedrático de Física y líder del centro mixto contra el cáncer de la Universidad de Princeton. Si bien reconoció que la gente vive más, el especialista aseguró que la enfermedad suele ser la que vence. “Nuestro actual enfoque de 'shock and awe' [conmoción y espanto, en referencia al ataque indiscriminado a las células tumorales] podría no ser el más adecuado", argumentó este investigador.

Los defensores de estos programas sostienen que las células, las unidades biológicas en las que se produce el cáncer, no son sólo química o genética, sino también complejos sistemas físicos en los que se dan asombrosos procesos mecánicos, con comportamientos dignos de predecirse con modelos matemáticos.

"Seguro que matemáticos y físicos tienen qué aportar", opinó Fernando Peláez, director del programa de Biotecnología del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), en España. Pero "encontrar una fórmula o una ley física o matemática no es curar el cáncer", aclaró.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top