Hemos de conocer las características de la disortografía ya que es la manera de entender y ayudar a la gente que sufre este problema de aprendizaje.




¿Qué es la disortografía? Diagnóstico


Según el DSM IV, el diagnóstico del Trastorno de la expresión escrita o Disortografía requiere que las habilidades para escribir, evaluadas mediante pruebas estandarizadas administradas individualmente, se sitúen sustancialmente por debajo de lo esperado por la edad cronológica del niño, su capacidad intelectual, y la escolaridad propia de su edad.

Además, esta dificultad debe interferir significativamente en el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que requieren la realización de textos escritos.

La Disortografía suele ir asociada a otros trastornos del aprendizaje, como la dislexia, pero también se puede presentar de forma aislada.

La Disgrafía es otro trastorno que suele ir asociado a otros problemas del aprendizaje y que se caracteriza por la presencia de una caligrafía deficiente y difícilmente legible. La Disgrafía por sí sola, en ausencia de otras dificultades, no puede justificar un diagnóstico de trastorno de la expresión escrita.


Dificultades de la expresión escrita o disortografía


dijo:

* Numerosos errores de ortografía natural (correspondencia entre sonido y letra escrita) y arbitraria (corresponde a las normas ortográficas consensuadas, por ejemplo el uso de mayúsculas, B/V, H, etc.)

* Errores gramaticales en la redacción (masculino/femenino, singular/plural, tiempos verbales, preposiciones, etc.)

* Uso deficiente de los signos de puntuación.

* Uso limitado de oraciones complejas, coordinadas y subordinadas.

* Vocabulario limitado, sobretodo en el uso de adjetivos, adverbios y enlaces.

* Organización pobre de los párrafos.

* Ritmo lento de trabajo en tareas que requieran escribir.


¿Cómo se trabaja con estos niños?


La intervención en los trastornos de la expresión escrita o disortografía requiere diseñar medidas reeducativas adaptadas a las dificultades concretas del niño. En todos los casos la intervención requerirá la utilización de técnicas específicas más allá de la enseñanza convencional de estas habilidades.

Objetivos de la reeducación de la expresión escrita o disortografía


* Mejorar la ortografía atendiendo a la naturaleza de las dificultades ortográficas del niño.

* Mejorar la redacción y la corrección gramatical de los escritos.

* Aumentar la motivación y la autoestima.

* Potenciar las conductas adecuadas (reflexión, responsabilidad y constancia)
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top