¿El cannabis, la cura del Ébola?

Según un reconocido cirujano cardiovascular, el cannabinol tiene el potencial necesario para prevenir el contagio del virus que hoy en día es la principal amenaza en el mundo. Debido a la confrontación y el choque de las toxinas, la planta podría reducir la mortalidad del Ébola.


 Según el doctor David Allen, director médico en la empresa Cannabis Sativa, el grupo de compuestos denominados ‘cannabinoides’ podría combatir la infección viral.


La teoría del profesional se basa en que los tóxicos de la planta de marihuana activan en el organismo humano unos receptores y unas fuerzas internas suficientes para impedir la penetración del virus y evitar que mueran los pacientes a los que ya se les diagnosticó el Ébola.

"Hay pruebas científicas de que los cannabinoides, y en particular el cannabinol, pueden permitir un control del sistema inmunológico que a su vez proporciona protección ante infecciones virales", afirmó Allen en el blog ‘Cannabis Diggest’.

Para reforzar las palabras del médico, en pruebas realizadas en laboratorios, los cannabinoides funcionaron contra hongos y bacterias, y de la misma manera actúan contra microorganismos más diminutos.

"Patentes estadounidenses demuestran que los cannabinoides tienen una actividad antiviral significativa", cita el blog
Cómo funciona el virus en el cuerpo humano y cómo lo combaten los 'cannabinoides'

Una vez contagiado, el Ébola hace que la célula produzca proteínas que esconden el virus al sistema inmunológico. Este sistema de defensa lleva a un punto en que el ARN del virus disimula la propia célula infectada, haciéndola invisible para los cuerpos inmunes de la sangre. No sólo eso, sino que dentro de la célula se producen mutaciones múltiples en el código del ARN que hacen difícil o imposible crear una vacuna eficaz.

La causa de muerte por este virus es la respuesta inmune del propio organismo, que provoca la denominada 'tormenta de citosinas' como reacción a la infección viral y la incapacidad de combatirla con los remedios de siempre. Como consecuencia de este fenómeno, se desarrolla en el cuerpo un choque tóxico. En todas las arteriolas se forman unos pequeños coágulos de sangre, y esta coagulación intravascular diseminada mata a la persona infectada.

Precisamente, David Allen afirma que lo que hacen los ‘cannabinoides’ es prevenir el mencionado choque tóxico. Para poder comprobar sus dichos y crear anticuerpos que neutralicen los efectos del virus, el promotor de los productos de cáñamo pide más investigaciones para conseguir más pruebas científicamente confirmadas.

Además, afirma que como mínimo no habrá efectos secundarios peligrosos y, por lo tanto, se podrá ayudar a las zonas donde el Ébola se está propagando con rapidez.

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top