Los accidentes relacionados con cunas llevan a 26 niños a las salas de emergencia de Estados Unidos por día y provocan más de 110 muertes anualmente, reveló un nuevo estudio. El análisis, realizado por investigadores de Ohio que examinaron datos históricos, será publicado en la revista médica Pediatrics.




Los expertos hallaron que entre 1990 y el 2008, 181.654 niños menores de 2 años fueron tratados en salas de emergencia de Estados Unidos por lesiones ligadas a cunas, corralitos y moisés, la mayoría como resultado de caídas de las cunas, lo que provocó lesiones en la cabeza, el cuello y la cara.

Sólo una pequeña fracción de las lesiones durante el período de 19 años -sólo el 5,5 por ciento- fueron porque los chicos quedaron atrapados entre las barandas protectoras de la cuna. Pero esos accidentes representaron la mayor cantidad de fatalidades que no pudieron vincularse con otra causa, como el síndrome de la muerte infantil súbita.

La amplia mayoría de los niños recibidos en salas de emergencia por accidentes vinculados con las cunas durante el período de estudio -casi el 94 por ciento- fueron tratados y dados de alta. Pero cerca de 2.140 murieron como resultado de las lesiones.

Los investigadores del Hospital Nacional de Niños y de la Ohio State University indicaron que el continuo fortalecimiento y refuerzo de los estándares de seguridad de las cunas protegería a más niños de los daños dado que la gran mayoría de las lesiones -el 83 por ciento en total- se producía en cunas en lugar de moisés o corralitos.

No obstante, los autores agregaron que los padres pueden hacer muchas cosas para ayudar a proteger a sus hijos, entre ellas elegir aquellas que cumplan con todas las normas de seguridad y no estén viejas, rotas o hayan sido modificadas.

También se aconseja evitar las cunas con calados y postes decorativos en las esquinas, además de las que no respetan la separación recomendada entre barandas.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top