El pié de atleta es una infección producida por hongos que afecta a las capas de queratina de la piel. La infección puede durar poco tiempo, o ser más persistente.



El cuerpo humano alberga una gran variedad de microorganismo como bacterias y hongos. En general muchos de ellos no son útiles, pero otros pueden multiplicarse de forma rápida en condiciones optimas y causarnos infecciones. Esto sucede en el caso del pié de atleta. Un tipo específico de hongo se multiplica y nos causa una infección generalmente en la zona de los pies.

Síntomas del pié de Atleta


dijo:

- En la zona afectada se suele presentar una coloración roja, está la piel agrietada y presenta escamas.

- Estas escamitas se desprenden de entre los dedos de los pies.

- Se puede dar sensación de ardor o picor. Pueden surgir ampollas o costras.

- Pueden agrietarse los dedos de los pies y surgir pequeñas heridas molestas que dificultan el caminar.

- Aunque es la zona de los pies la más común, se puede presentar en las manos , en los dedos y las palmas.

- Si el hongo afecta las uñas que también tiene queratina las uñas se pueden engrosar , o decolorar.





Causas principales que favorecen la aparición del Pié de Atleta


dijo:

- Las condiciones de humedad en los pisé durante tiempo prolongado.

- El uso de calzado cerrado recubierto con plástico o materiales que impidan la transpiración adecuada del pié.

- Cuando existe una sudoración abundante, ya que generará un ambiente muy húmedo que favorece la multiplicación de los hongos.

- Cuando hay una lesión menor entre las uñas de los píes.

- El pié de atleta es contagioso por contacto directo, por usar la misma toalla, zapatos, calcetines, duchas, piscinas, en el gimnasio





Para prevenir la aparición del Pie de Atleta


dijo:

- Es recomendable secar bien los pies después del baño o la ducha.

- Usar calzado adecuado como sandalias o chanclas en zonas públicas como baños, piscinas.

- Cambiar los calcetines a diario para mantener los pies secos.

- Utilizar plantillas especiales para eliminar el exceso de sudoración. Usar talcos antimicóticos como medida preventiva.

- Usar zapatos bien ventilados. Los materiales como el cuero son mejores para la transpiración del pié.

- Se recomienda ir alternando los´zapatos para que no se usen zapatos o zapatillas que puedan estar húmedos de sudor.

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top