Si una pareja tiene problemas de fertilidad, por lo general, es la mujer la que se somete a todo tipo de exámenes. Pero para que se produzca un embarazo, se necesitan dos. Por eso, en muchas ocasiones, los hombres también tienen que someterse a estudios para ver si el problema es del varón. Se calcula que la mitad de las parejas no pueden concebir por infertilidad masculina.




Uno de los exámenes que el médico te recomendará es el de conteo de esperma. Este se hace para determinar la cantidad de espermatozoides que contiene tu semen en una eyaculación. Mediante este examen se detecta si tienes un bajo conteo de esperma, condición que se conoce con el nombre de oligoespermia.

Una eyaculación normal debe contener de 20 a 150 millones de espermatozoides por milímetro. Si un hombre tiene menos de 20 millones de espermas en su eyaculación, se considera bajo. Y es precisamente la baja concentración o conteo de esperma en el semen la causa más común de infertilidad masculina.

El conteo de esperma puede incrementarse si se identifica cuál es su causa.


¿Cómo se hace el examen de conteo de esperma o análisis del semen?

Para la muestra, será necesario eyacular en un recipiente esterilizado. Es común que esto se haga en el consultorio médico o en el laboratorio donde se deja la muestra. Allí habrá un cuarto privado para que el hombre pueda masturbarse y eyacular. En otras ocasiones la muestra se puede recoger durante una relación sexual con un condón especial. Lo importante es que no pasen más de dos horas entre la recolección de la muestra del semen y su análisis en el laboratorio. Una vez allí, un especialista evaluará lo siguiente:


dijo:
* Espesura, viscosidad, acidez y nivel de azúcar en el semen
* Coagulación (tiempo que tarda en volverse espeso, y sólido)
* Movilidad de los espermatozoides
* Número y estructura de los espermatozoides
* Volumen del semen


Se recomienda que no tengas relaciones sexuales o eyaculación de dos a tres días antes de la prueba.

Estas son algunas de las posibles causas de un bajo conteo de esperma:


dijo:
* Problemas genéticos que afectan la producción de esperma como el Síndrome de Klinefelter
* Trastornos hormonales (nivel bajo de testosterona)
* Infecciones, lesiones, tumores y enfermedades en los testículos
* Desnutrición o deficiencia de ciertos nutrientes como vitamina C, Zinc y Selenio
* Exposición frecuente al calor en saunas, en tinas, etc.
* Fumar y abusar de drogas como la cocaína y la marihuana (reduce la cuenta de esperma en un 50%)
* Beber demasiado alcohol (reduce la cantidad y la calidad de los espermatozoides)
* Algunos medicamentos (quimioterapia, esteroides anabólicos y otros)
* Toxinas ambientales, pesticidas y radiación
* Varicocele (dilatación de las venas en el área de los testículos)
* Obesidad
* Estrés
* Pasar demasiado tiempo montado en bicicleta (puede dañar los vasos sanguíneos y los nervios por la presión que se pone en los testículos)


Si tus resultados indican que tienes una cuenta baja de espermatozoides, no te desanimes. Dependiendo de la causa, existen soluciones. Además, siempre hay que tener en cuenta que durante la reproducción hay muchos factores que entran en juego. Se han visto casos en los que hombres con un bajo conteo de esperma han engendrado un hijo, mientras que otros, con alta densidad de espermatozoides, no lo han logrado.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top