Cuando la mayoría de nosotros ganamos músculo, normalmente no lo hacemos de forma 100% simétrica. El pectoral nos crece más en el lado derecho, o bien el hombro izquierdo aumenta más de tamaño que el derecho. Estas diferencias normalmente son mínimas.Sin embargo tampoco es nada raro ver personas que tienen un brazo claramente más grande que otro. Cuando piden consejo sobre qué hacer para paliar este problema, se suele recomendar el uso de mancuernas. Las mancuernas pueden ayudar al obligar a que ambos brazos hagan el mismo esfuerzo, pero más de una vez no son una solución definitiva.
¿Nervios pinzados?


Resulta que alguien preguntó a Chad Waterbury recientemente en su blog sobre este mismo problema. Mike T Nelson experto en kinesología (ciencia que estudia el movimiento) también dio su respuesta en el mismo post. A continuación les traduzco las preguntas y respuestas, que apuntan a una posible solución a este problema.
Youness/morocco (este es el usuario que hace la pregunta)
“Hola chad, gracias por este artículo tan útil.
Hay un asunto muy importante que siempre he querido preguntarte, y es ¿qué pasa si alguien tiene problemas con el reclutamiento de las unidades motoras y algunos músculos se ponen más grandes que otros? me estoy refiriendo a músculos simétricos (los dos bíceps, los dos pectorales…) tengo este problema con mis brazos y pectorales, el lado izquierdo crece más que el derecho al entrenarlo. ¿Es un problema al reclutar las unidades motoras? Creo que es un problema común y un asunto interesante a tratar y me gustaría ver un artículo acerca de esto hecho por tí, pero por ahora realmente necesito saber que piensas sobre esto y que hacer para arreglarlo, gracias.”
Chad Waterbury (respuesta)
“Sí, es un problema común. El problema se debe normalmente al pinzamiento o compresión en la raíz del nervio, que a cambio disminuye la entrada neural hacia el músculo y eso limita su potencial para la fuerza y el tamaño.
Esto puede deberse a multitud de factores, tales como problemas posturales, inflamación, tejido cicatrizado, etc. La mejor solución es buscar la ayuda de un neurólogo o al menos un practicante de las técnicas de liberación activa . Si tu problema es el bíceps, la causa está alrededor de la vértebra C5. Desafortunadamente, no hay una solución simple a este problema a menos que encuentres la causa del mal funcionamiento del nervio”
En resumen, Chad está diciendo que un nervio puede estar atrapado por la presión de las vértebras alrededor de la 5ª (está más o menos en la base del cuello). Esto impide que los impulsos nerviosos lleguen correctamente al brazo, con lo cual no puede ejercer toda la fuerza posible al entrenarse y por tanto se desarrolla menos.

Vértebras cervicales

A continuación la respuesta de Mike.
Mike T Nelson (respuesta)
“Youness, estoy de acuerdo con Chad en que mires alrededor de la vértebra C5 en el cuello. Muchas un poco de simple movilidad activa puede resultar de ayuda.
Intenta esto
Ejercicio del pollo
Imagina que tienes una tabla bajo la barbilla y mueve tu cabeza hacia delante (mantén la barbilla plana, recuerda que está sobre una tabla). Muévela unos 5 cm hacia delante y luego de nuevo hacia la posición neutral (para la mayoría será necesario mover la cabeza más hacia atrás ya que la tienen adelantada normalmente).

Puedes probar esto midiendo la fuerza de tu biceps antes y después. Si eres más fuerte después (y sospecho que lo serás) entonces es buena idea hacerlo.
Otra forma de verlo es probar con diferentes posiciones de la cabeza cuando hagas trabajo de bíceps. Intenta inclinar el cuello hacia abajo un poco (mirar hacia abajo), tirando de la cabeza hacia atrás. Esto provoca una ligera tracción en los nervios y el tejido circundante, y puede ser suficiente para ayudar (es similar a las técnicas de limpiado del nervio – nerve flossing techniques)”
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top