El Dr. Mitchell Humphreys, urólogo de Mayo Clinic en Arizona, comenta que los últimos avances en el tratamiento quirúrgico de la enfermedad utilizan los orificios naturales del cuerpo para ingresar al punto deseado, en lugar de hacer incisiones en la piel.



Los médicos de Mayo Clinic en Arizona, a través de una cirugía pionera, desarrollaron un nuevo procedimiento quirúrgico para el tratamiento del cáncer de próstata que utiliza orificios naturales y constituye el paso siguiente hacia el futuro de la cirugía de invasión mínima.


La extirpación de la próstata es un tratamiento común para quienes padecen de cáncer prostático, que, según la Sociedad Americana contra el Cáncer, en Estados Unidos afecta a uno de cada seis hombres. El Dr. Mitchell Humphreys, urólogo de Mayo Clinic en Arizona, comenta que los últimos avances en el tratamiento quirúrgico de la enfermedad utilizan los orificios naturales del cuerpo para ingresar al punto deseado, en lugar de hacer incisiones en la piel. Estos tipos de procedimientos, conocidos como NOTES (cuyas siglas en inglés significan cirugía endoscópica transluminal por orificios naturales) han progresado en los últimos años y actualmente, por primera vez, se cree que ha sido posible perfeccionar el procedimiento NOTES para la extirpación de la próstata.

"La razón por la que no se había hecho esto antes en la cirugía de la próstata es debido al reto que constituye la reconexión o sutura de la vejiga a la uretra", señala el Dr. Humphreys. "Para lograrlo, se han desarrollado técnicas especializadas e instrumentos que permiten operar a través de la uretra, evitando la necesidad de hacer ningún tipo de incisión en la piel".

Estos instrumentos únicos, desarrollados conjuntamente con Mayo Clinic de Arizona, se emplean en un procedimiento conocido como Natural Orifice Transluminal Endoscopic Surgical Radical Prostatectomy or NOTES RP, (Prostatectomía radical mediante cirugía endoscópica transluminal por orificios naturales, NOTES RP). Los instrumentos se introducen a través del pene y, mediante una técnica innovadora, se extirpa toda la próstata. Luego, el cirujano reconecta los tejidos internos mediante instrumentos especializados, diseñados para trabajar a través de la uretra. El procedimiento beneficia al paciente porque no hay incisiones, el riesgo de sangrado es bajo y normalmente se puede recibir el alta del hospital en un día.

El primer paciente sometido a una prostatectomía radical mediante cirugía endoscópica transluminal por orificios naturales respondió bien y no ha presentado problemas ni complicaciones durante todo el curso operatorio, desde fines de junio.

"Esto, en realidad, demuestra que ahora lo imposible se puede lograr y cambia el paradigma, no sólo en la forma de ver las enfermedades, sino también en cómo tratarlas quirúrgicamente", acota el Dr. Humphreys.

La reciente cirugía realizada por el Dr. Humphreys es la culminación de más de dos años y medio de investigación y desarrollo del proyecto, entre el Dr. James Lingeman de Indianapolis, el Dr. Jude Sauer con su equipo científico en Rochester (estado de Nueva York) y el equipo de Mayo que incluye al Dr. Paul Andrews, Presidente del Departamento de Urología de Mayo Clinic en Arizona.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top