¿Te imaginas no sentir el dolor?, el síndrome de Riley-Day ocasiona incapacidad para sentir el dolor.

El síndrome de Riley-Day es una enfermedad hereditaria, afecta a la función de los nervios en todo el cuerpo. Los síntomas van empeorando a lo largo del tiempo.




Este trastorno también recibe otros nombres como Disautonomía familiar, neuropatía sensorial y autónoma hereditaria tipo III

Para padecer el síndrome se ha de heredar una copia del gen defectuoso de cada uno de los padres, ya que es un trastorno causado por un gen autonómico recesivo. El síndrome de Riley-Day se da sobre todo en la población judía europea, la incidencia es de 1 caso cada 3.700 personas. Este síndrome se causa por una mutación del gen IKBKAP del cromosoma 9.


Síntomas del Síndrome de Riley-Day


dijo:
- Ausencia de respuesta a los estímulos dolorosos

- Deficiencia en el crecimiento

- Dificultades para alimentarse

- Apnea

- Sudoración al comer

- Episodios prolongados de vómito

- Convulsiones

- Hipotonía, disminución del tono muscular

- Fiebres repetitivas




dijo:
- Episodios repetitivos de hipertensión arterial

- Falta de coordinación; marcha inestable

- Superficie de la lengua anormalmente lisa

- Disminución en el sentido del gusto

- Diarrea

- Estreñimiento

- Escoliosis severa

- Ronchas en la piel


El síntoma más característico de este síndrome es la incapacidad de sentir dolor. Al no percibir sensaciones normales, ni la presión, ni la fricción ni las quemaduras, ni los dolores en la piel o los huesos, pueden herirse y ni siquiera darse cuenta. Lo que si sienten es el dolo interno como el dolor menstrual.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top