Insulina no hay una sola, sino muchas. Y los pacientes con Diabetes Tipo 1 necesitan conocerlas y recordarlas permanentemente, pues son la base de su tratamiento.





Insulina animal o humana


Hasta hace pocos años, la insulina provenía en su mayoría de los animales como la vaca, el salmón y el cerdo, entre otros. El problema con la insulina animal es que es un poco diferente a la humana y puede causar reacciones no deseadas en algunos pacientes diabéticos.

Por eso a finales de la década de los 70, los científicos encontraron la manera de producir en forma bio-sintética utilizando plantas, insulina humana en el laboratorio. Actualmente toda la insulina que se encuentra en Estados Unidos es humana. Aunque en otros países todavía se vende insulina proveniente de animales para los pacientes que la prefieran.


Potencia


Pero el origen no es la única manera de diferenciar la insulina. La insulina también puede venir en diferentes grados de potencia o concentración. En Estados Unidos la más común es 100U, que quiere decir 100 unidades por mililitro. Pero en otros países, especialmente en Europa y en América Latina, se puede encontrar también de 40U y 80U. Así que, antes de comprar, revisa bien la potencia de la insulina y que el tamaño de la jeringa sea el adecuado.

Tipos de insulina


Además, para evitar tantas inyecciones y mejorar los efectos, los tipos de insulina se diferencian en qué tan rápido actúan en llegar a tu sangre para bajar tus niveles de glucosa (azúcar), cuándo llega a su acción máxima (pico) y cuánto dura el efecto.


dijo:

* Insulina de acción rápida: Empieza a actuar 5 minutos después de la inyección, llega a su pico 1 hora después y el efecto dura entre 2 y 4 horas. Es ideal porque permite a la persona aplicarse la inyección justo en el momento en que come, cualquiera que sea la hora, y no tiene que planificar con mucha anterioridad. Las más conocidas son Lispro (de Eli Lilly) y Aspart (de Novo Nordisk).

* Insulina simple o de acción corta (humana):Empieza a actuar 30 minutos después de la inyección, tiene su pico 2 o 3 horas después y su efecto dura entre 3 y 6 horas. Se toma antes de cada comida y dura hasta la siguiente comida.

* Insulina de acción intermedia (humana): Empieza a actuar entre 2 a 4 horas después de la inyección, alcanza su pico después de 4 a 12 horas y su efecto dura entre 12 y 18 horas. Es ideal para mantener algunos niveles de insulina en tu cuerpo durante medio día, al menos.

* Insulina de acción prolongada: Empieza a actuar entre 6 y 10 horas después de aplicada, pero su efecto dura entre 20 y 24 horas. La más conocida es la insulina ultralenta y, aunque se usa muy poco, se creó para reducir la cantidad de inyecciones a sólo 1 diaria.



Novartis lanzó un tipo e insulina de acción prolongada llamada glargina, la cual se supone que empieza a actuar sólo 1 o 2 horas después de aplicada, y su efecto dura hasta 24 horas sin tener un pico máximo. Es una opción ideal para controlar la glucosa durante todo un día.

Existen insulinas que vienen premezcladas en el mismo frasco de fábrica. Otras vienen en forma de plumas llenas de insulina con la aguja de fábrica que son especialmente prácticas para transportar de un lado a otro. Tu médico te recomendará la más adecuada para ti y también te indicará cuáles de las insulinas no se pueden mezclar en la misma jeringa.

Si la insulina es tu mejor aliada para controlar la diabetes, es importante que la conozcas como la palma de tu mano.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top