Con el comienzo del uso de piletas y las salidas al mar, los especialistas destacan las medidas para “proteger los oídos” durante el verano


En el verano, con la pileta, la playa, se incrementa la aparición de infecciones auditivas, como por ejemplo la otitis. Estos problemas son derivados de la contaminación de las aguas de baño y de gérmenes presentes en el calor y la humedad, que hay que tratar de prevenir ya que se incrementan respecto a otras épocas del año.

La otitis es una de las principales infecciones de los deportes acuáticos a las que se exponen los oídos en los meses de verano, por tal motivo los especialistas aconsejan:


dijo:
- Realizar chequeos auditivos frecuentemente como una buena forma de llevar a cabo la prevención.

- Evitar el baño en aguas poco saludables

- Zambullirse lentamente en playas y piscinas

- Secar bien los oídos después del baño

- No usar hisopos o elementos punzantes para secar los oídos, utilizar toallitas

- Usar protectores a medida como tapones de material hipoalergénico que se adaptan totalmente al conducto auditivo

- Para conseguir una mayor seguridad, se recomienda la utilización de bandas protectoras: banda ajustable de neopreno adecuada para niños y adultos. Se utiliza conjuntamente con los moldes para baño a medida o con tapones de silicona.

- Si aparece alguna molestia, acudir al especialista

Para evitar el contacto del agua con el canal auditivo, existen incluso tapones hipoalergénicos que cuidan a los oídos de contraer enfermedades. Si no se usan productos de estas características que impiden la filtración del agua, a largo plazo, se puede perjudicar la audición y con ello la calidad de vida de la persona.

La otitis es una enfermedad que afecta tanto a adultos como a niños. Un problema de salud fácil de evitar en todos los casos si se toman ciertas precauciones y se utilizan protectores adecuados. Entre sus síntomas, el más frecuente y molesto es el dolor, generalmente intenso, pese a que hay casos en que éste puede ser moderado. Las primeras 24 horas son las más dolorosas para los afectados de otitis, por ello suele ser una consulta habitual en las urgencias.

El agua produce maceración en la piel del conducto auditivo, lo que causa otitis o infecciones que podrían derivar en la perforación del tímpano. El uso de tapones a medida disminuye el nivel de humedad provocado por estar en constante contacto con el agua.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top