Los chicos que fueron amamantados tienen mayor fuerza muscular en las piernas en la adolescencia, según señala una investigación





La lista de ventajas que tiene amamantar hasta al menos el sexto mes sigue creciendo. Se sabe que la leche materna protege a los chicos de numerosas enfermedades como la diarrea y la neumonía. Ahora, una investigación publicada en ´Journal of Nutrition´ revela un beneficio más. Cuando el recién nacido sea adolescente tendrá más fuerza muscular en las piernas.

Un grupo de científicos, liderado por un investigador español, Enrique Artero, ha descubierto que dar el pecho beneficia a largo plazo a la condición física de los lactantes, cuando ya son adolescentes. "Nuestro objetivo era analizar la relación entre la duración de la lactancia materna recibida en edad infantil y su nivel físico en etapas posteriores", explica Artero.

Y la relación fue positiva, ya que, comparados con aquellos que no se amamantaron nunca, los pequeños que tomaban leche materna entre tres y cinco meses o durante más de medio semestre tenían la mitad de riesgo de presentar bajo rendimiento en una de las pruebas físicas realizadas, el salto.

Para llegar a esta conclusión, los autores preguntaron a los padres y las madres de un total de 2.567 adolescentes sobre el tipo de alimentación que recibieron sus hijos al nacer y cuánto duró ésta. Por otro lado, los participantes del estudio realizaron varias pruebas físicas para poder evaluar su condición aeróbica y su fuerza muscular.

Según los resultados, la leche materna confiere más fuerza muscular en las piernas. Y dicha asociación se potenciaba cuanto más tiempo duraba dicha lactancia. Este tipo de alimentación (ya sea de manera exclusiva o combinada con otros alimentos) se asoció con una mayor rendimiento en la prueba del salto horizontal en niños y niñas, independientemente de factores morfológicos, como la masa grasa, la altura del adolescente o la cantidad de músculo.

Según el artículo, "hay poca literatura que examine el rol de la lactancia materna y sus efectos en la aptitud muscular años después". Y, dados los resultados, afirma Artero, "los nuevos efectos beneficiosos descubiertos apoyan su uso por encima de cualquier otra forma de alumentación".

Cabe recordar que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia indica que "si todos los niños y niñas fueran alimentados exclusivamente con lactancia desde el nacimiento, sería posible salvar cada año aproximadamente 1,5 millones de vidas". Y las ventajas también se extienden a las madres. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top