¿De dónde procede la sangre en una hemorragia nasal?

En la hemorragia nasal, también llamada epistaxis, la sangre procede normalmente de un vaso sanguíneo localizado en la parte anterior del tabique nasal, aunque puede proceder también de niveles más posteriores de la fosa nasal.


¿Por qué se produce un sangrado nasal?-

-Por traumatismo nasal. Esta es la causa más frecuente

-Por hurgarse con excesiva fuerza o mucha veces en la nariz

-Por un catarro nasal, llamado también rinitis. Las principales causas son la infección nasal por un virus o la alergia

-Por sequedad de la mucosa nasal debido a permanecer en un ambiente mal ventilado

-Por hipertensión grave (enfermedad en la que aumenta la tensión arterial más de lo debido)

-Por el tratamiento con ciertas clases de medicamentos; como por ejemplo los anticoagulantes o los antiagregantes, que son fármacos que disminuyen la capacidad de la sangre para formar coágulos que detengan las hemorragias. Los anticoagulantes son necesarios para disminuir el mayor riesgo de trombosis que tienen algunos enfermos con arritmias cardiacas u otros problemas del corazón o de los vasos sanguíneos. Con respecto a los antiagregantes, el principal de todos y también el más conocido es la aspirina -ácido acetilsalicílico- pero existen muchos otros. Se usan fundamentalmente para el tratamiento de la inflamación y las enfermedades reumáticas.

-Por exposición a sustancias químicas irritantes de las mucosas

-Por desviación del tabique nasal








¿Cuál es la conducta más recomendable ante un sangrado nasal?

-Siéntese derecho con su cabeza ligeramente inclinada hacia delante.
nunca la cabeza para atras porque podes llevar la sangre a los pulmones




-Comprima la punta de su nariz fuerte durante 5 minutos mientras respira por la boca. Eso ayuda mucho

-Quedarse tranquilo

-Si el sangrado remite, entonces vuelva a comprimir su nariz durante 8-10 minutos. Esto permitirá el cese definitivo de la hemorragia.

-Aplicar un cubito de hielo sobre la nariz favorece que fluya menos sangre por la zona y por tanto puede ayudar también a un control más eficaz del sangrado.






Consejos importantes

No se suene la nariz durante las 12 horas siguientes de haber cedido el sangrado. Esto ayudará a que la sangre seca mantenga taponado el punto de sangrado.

No se trague la sangre. Puede provocarle nauseas o vómitos, o podría enmascarar una pérdida de sangre mayor.

Si sufre hemorragias nasales frecuentes es obligado consultar a su médico.







Para evitar complicaciones... ¿qué no se debe hacer en este caso?

-No introducir los dedos dentro de la nariz.
-No introducir un algodón, éste se pegará cuando seque la sangre y volverá a sangrar.
-No ingerir aspirinas.


-no te auto mediques podes empeorar las cosas




PD:Si te sigue sangrando anda al medico que te va hacer un diagnostico mejor esto es solo primeros auxilios

gracias hugo
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top