La respuesta al tratamiento está predeterminada por características propias de cada paciente, consignaron los investigadores




Un grupo de investigadores españoles ha hallado que el efecto rebote de las dietas (recuperación del peso perdido) de adelgazamiento se debe a la presencia de dos hormonas. En concreto, los científicos han observado que esta consecuencia se da cuando el sujeto presenta niveles altos de leptina y niveles bajos de grelina.

Los investigadores han analizado los niveles en plasma de hormonas como la grelina, la leptina y la insulina en 104 personas con sobrepeso, que habían sido sometidas a una dieta hipocalórica. Después de ocho semanas, el grupo que recuperó más del 10 por ciento del peso perdido poseía unos niveles de leptina mayores y unos niveles de grelina menores. No se observaron diferencias en los niveles de insulina.

Además, los resultados, publicados en “Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism”, muestran además una influencia específica de la grelina entre los hombres y de la leptina entre las mujeres. "La respuesta al tratamiento está predeterminada por características propias de cada paciente", indica la autora principal del estudio y doctora en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), Belén Crujeiras.

"Aquellos pacientes obesos o con sobrepeso que ganan más peso después de un programa dietético podrán ser identificados incluso antes de comenzar la terapia de pérdida de peso sólo con analizar los niveles plasmáticos de estas hormonas", explica la especialista, quien aconseja que "los endocrinólogos y nutricionistas deberían diseñar un programa especial para aquellos pacientes con niveles plasmáticos más altos de leptina y más bajos de grelina antes de comenzar una dieta hipocalórica".
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top