Investigadores del Centro Oncológico del Hospital General de Massachusetts (EE UU) han descubierto que determinadas secuencias de ADN, conocidas como “repeticiones por satélite”, experimentan una sobreexpresión masiva cuando aparecen tumores. La investigación de este fenómeno supone un paso importante en el mejor diagnóstico y conocimiento del cáncer.




“Las repeticiones por satélite conforman una gran parte de nuestro genoma, pero se pensaba que eran inactivas”, explica David Ting, investigador del Centro Oncológico de Massachusetts y coautor del artículo. Sin embargo, esta investigación, desarrollada con nuevas técnicas de secuenciación, muestra que estas regiones son muy activas en el cáncer.

Los investigadores han descubierto que esta sobreexpresión de las repeticiones por satélite comienza pronto en el desarrollo del tumor, por lo que resulta fundamental para lograr una detección temprana en el paciente. Para llevar a cabo el estudio, los investigadores han utilizado un sistema digital de análisis de expresión de genes denominado “secuenciación de una sola molécula de próxima generación”.

Gracias a este sistema pudieron comprobar, en un cáncer pancreático de ratón, que el ADN satélite se expresaba en niveles que superaban 100 veces los valores que registraba en tejidos normales. Por otro lado, al analizar muestras de cáncer epitelial (el tipo más común de tumor) se comprobó que tanto en tumores de colon y de pulmón de ratón se repetían los mismos niveles.

“Nuestra esperanza es que esta anomalía (hasta ahora desconocida) sirva como marcador biológico en el diagnóstico del cáncer y arroje luz sobre los mecanismos mediante los cuales se desarrolla el tumor”, añade Daniel Haber, director del Centro Oncológico y autor principal.

El estudio en células cancerígenas humanas obtuvo resultados similares en la mayoría de los cánceres estudiados, que incluyen los tumores de páncreas, pulmón y próstata. Si se confirmara en los ensayos clínicos prospectivos, “la expresión del ARN satélite puede proporcionar un biomarcador nuevo y altamente específico relacionado con varios tipos de cánceres epiteliales”, concluye Ting.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top