Según los investigadores, el hallazgo podría conducir a tratamientos para la pérdida precoz del cabello por razones genéticas




Un nuevo estudio revela que la calvicie común podría tener su origen en un defecto en las células madre identificado recientemente, un hallazgo que podría potencialmente conducir a nuevos tratamientos para la pérdida del cabello en el futuro.

Los investigadores informan que un malfuncionamiento celular anula el proceso por el que las células madre del folículo piloso se convierten en células progenitoras del pelo. Este defecto, en lugar de una pérdida de las células madre en sí, lleva a la aparición de la alopecia androgenética, el término médico para un tipo de pérdida de pelo genética que afecta tanto a hombres como mujeres, señalan.

En los hombres, a esta pérdida del cabello se le conoce comúnmente como calvicie de patrón masculino, que se caracteriza por entradas o adelgazamiento del cabello en la parte superior de la cabeza, una afección que a veces lleva a la calvicie total. En las mujeres, la pérdida del cabello de patrón femenino hace que el cabello se vuelva más fino pero raras veces conduce a la calvicie.

Los hallazgos ofrecen "mucho más esperanza de que se pueda estimular el crecimiento del cabello en un cuero cabelludo alopécico", señaló el coautor del estudio, el doctor George Cotsarelis, director del departamento de dermatología en la Facultad de medicina Cotsarelis de la Universidad de Pensilvania.

"Antes creíamos que las células madre desaparecían, y si ese fuera el caso, entonces sería muy difícil. Pero debido a que siguen estando presentes existe la posibilidad de que podamos tratar este problema", señaló.

Para el estudio, los autores recolectaron tejido del cuero cabelludo humano, tanto con calvicie como con pelo, descartados durante los procedimientos de trasplante de cabello llevado a cabo en 54 hombres blancos de 40 a 65 años de edad.

Una serie compleja de análisis reveló que el tejido del cuero cabelludo alopécico y con pelo contenía cantidades equivalentes de células madre conservadas, que dan lugar a las células progenitoras. Sin embargo, el tejido del cuero cabelludo alopécico no tenía cantidades normales de células progenitoras, lo que sugiere un malfuncionamiento del comportamiento normal de las células madre del folículo piloso.

"Los folículos que producen pelo no desaparecen por completo, sino que se miniaturizan, hasta el punto que el cabello que producen normalmente para sustituir el pelo que se cae de forma natural se vuelve microscópico y por tanto invisible", señaló Cotsarelis.

Todavía hay tantas células madre en el cuero cabelludo alopécico que pueden producir cabello como en el cuero cabelludo normal, y este fue un hallazgo importante y sorprendente, señaló Cotsarelis.

Su descubrimiento, que aparece en la edición del 4 de enero de la revista “Journal of Clinical Investigation”, podría conducir algún día a nuevos tratamientos para la calvicie, que afecta a millones de personas en todo el mundo, informaron.

"Ahora que hemos identificado el problema, podemos tratar de comprender mejor cómo hacer que una célula madre produzca y active las células progenitoras. Y luego estaremos en capacidad de desarrollar nuevas formas de tratar la calvicie", apuntó Cotsarelis.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top