El cáncer de piel es el tipo más común de cáncer. De hecho, el 50 por ciento de los cánceres que se observan en Estados Unidos son de esta tipología. A diferencia de otros, este puede prevenirse.

La causa más importante es la exposición al sol que, a largo plazo, produce un envejecimiento prematuro. Sin embargo, también puede ocasionarse por la exposición repetida a rayos X, presencia de cicatrices por quemaduras severas, exposición ambiental al arsénico y antecedentes familiares de la enfermedad.

Es curable en la mayoría de los casos. Por eso, es importante visitar al dermatólogo por lo menos una vez al año.


Síntomas del cáncer de piel:


* Manchas, inicialmente rojizas o rosadas, que en principio son ásperas pero que cada vez son más rugosas o escamosas. Generalmente se sitúan en la cara, en el labio inferior, en las orejas o en el dorso de las manos.
* Aparición de lunar que pica o que se inflama.
* Lastimadura que no cicatriza a pesar de un tratamiento correcto.
* Herida sangrante, costrosa.
* Aparición de bultos en la piel que perduran a través del tiempo.
* Aparición de un lunar que cambia de color, es asimétrico, sus bordes se vuelven irregulares y crece.




Consejos para prevenir el cáncer de piel:



* Evitar exponerse al sol entre las 10 y las 16 horas.
* Usar sombrero, anteojos de sol y camisas con mangas largas.
* Colocarse a la sombra.
* Utilizar periódicamente cremas protectoras solares que bloquean la radiación UBV y UVA, con factor de protección mayor a 15 para las pieles más oscuras y de 30 o más para las más claras.
* Aplicar las cremasen toda la piel 20 minutos antes de la exposición solar y renovarla cada dos horas.
* Prestar atención a la protección solar también en días nublados.
* Los menores de un año deben estar a la sombra con ropa liviana y sombrerito.
* Tener cuidado con algunos medicamentos que pueden aumentar el efecto del sol sobre la piel, tales como los medicamentos para trastornos cardíacos, los antiinflamatorios, los diuréticos y los antibióticos.
* Realizar autoexámenes frecuentes de piel y ante cualquier duda consultar al dermatólogo.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top