-->


Thursday, January 6, 2011

Cómo evitar el cansancio mental

en

La fatiga mental se produce cuando las exigencias cotidianas exceden nuestra capacidad de rendimiento. Es algo que va más allá que el simple agotamiento físico. El gran esfuerzo intelectual puede traer aparejadas implicancias emocionales y una serie de síntomas corporales.





dijo:

1 - Mantén una buena alimentación. Para evitar la fatiga mental es necesario que mantengas constante el suministro de energía en tu cuerpo ya que tu cerebro requiere de nutrientes, tanto como tus músculos. Para ello, no sostengas largos períodos de ayuno. En momentos de alta tensión, come aquellos que sean de fácil digestión como las pastas, las legumbres, los cereales y los lácteos.

2 - Realiza ejercicio físico. El ejercicio activa una serie de procesos encargados de mantener y proteger a las células nerviosas, estimulando terminales nerviosas. Realízalo periódicamente y te verás “bien”, relativizarás los problemas y mantendrás tu mente activa, previniendo el “cansancio mental”.

3 - Duerme las horas necesarias. Dormir es una necesidad biológica, al igual que respirar, hidratarse y alimentarse. Para ello es necesario que tu cuerpo y tu mente descansen el tiempo necesario para una óptima recuperación. Si bien la cantidad de horas necesarias varía según la edad y el individuo, es fundamental que aprendas a escuchar a tu cuerpo y percibas la sensación de cansancio. Nunca es recomendable que duermas menos de cinco horas diarias.

4 - Estimula tu mente. Para librarte del agotamiento mental que podría ocasionarte la rutina, estimula la formación de neurotransmisores e incrementa tu agilidad mental. Hazte el tiempo y prueba con resolver crucigramas y acertijos, leer revistas, libros, diarios, escribir artículos, evitar el uso de la calculadora, realizando los cálculos mentalmente, jugar ajedrez o juegos pautados, aprender idiomas, entre otras actividades.

5 - Concéntrate en una buena respiración. Un buen nivel de oxígeno en sangre disminuye la sensación de cansancio y embotamiento. Para ello, entre otras, cuida la pureza del aire que respiras: evita sectores de fumadores y ventila con frecuencia los ambientes. Practica técnicas de respiración y de relajación.

6 - Mejora las condiciones de trabajo. Un buen ambiente laboral ayuda a eliminar los estresores aliados a la fatiga mental. Procura eliminar ruidos molestos, utiliza un mobiliario adecuado a la tarea que desempeñes, focalízate en lograr una buena postura corporal y evita jornadas de trabajo excesivas.

7 - Practica el optimismo. Ocupar tu mente con pensamientos negativos no deja lugar a “pensamientos positivos” y es una de las principales causas de la extenuación mental. Empieza con no ser tan exigente contigo mismo. El tener una actitud positiva ante la vida aumenta tus ganas de vivirla manteniendo alejados los conflictos. Esto no implica negar la realidad. Tan sólo vivirla desde otra perspectiva.


Comparte este contenido con tus amigos:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Template by - MATIAS 2014 - Revolucionando a web