“Cáncer” es el nombre para un grupo de enfermedades, cada una de estas enfermedades tiene un pronóstico y un tratamiento diferente. No obstante, el cáncer continúa siendo la segunda causa de muerte en menores de 15 años, precedida por los accidentes.

Las células sanas de nuestro cuerpo crecen y se dividen de forma ordenada. El cáncer aparece cuando algunas células comienzan a crecer sin control y rápidamente, interfiriendo en el funcionamiento normal del cuerpo. Las células de cáncer toman el lugar de las células normales.




Muchos padres pueden temer que algo que hicieron o no hicieron pudo haber causado la enfermedad en su hijo/a. Por ahora, no se conoce la causa exacta de la mayoría de los cánceres infantiles, sólo unos pocos de los cánceres infantiles son fruto de una cierta predisposición familiar (transmitidos de padre a hijo). Además, el cáncer no es una enfermedad contagiossa.

El cáncer en niños se puede dividir en tres grupos:


dijo:
* Leucemias (cánceres de la sangre)

* Linfomas (cánceres del sistema linfático)

* Tumores sólidos (cánceres del hueso, órganos u otros tejidos del cuerpo)




¿Qué es la leucemia?


La medula ósea es una fabrica al interior de nuestros huesos donde se producen glóbulos rojos (los cuales llevan oxígeno y nutrientes por el cuerpo), los glóbulos blancos (los cuales combaten los gérmenes y las infecciones) y las plaquetas (que ayudan a detener el sangrado).



La leucemia es un cáncer de la sangre, se origina a partir de una célula de la medula ósea que pierde sus características y su función, esta célula enferma destruye y reemplaza a las células sanas, causando que la médula ósea sea incapaz de producir suficientes células sanguíneas normales

La leucemia es el tipo de cáncer infantil más frecuente. La leucemia linfoblástica aguda (LLA según sus siglas) es el tipo más común en niños y constituye el 80% de las leucemias infantiles.




La fiebre, la pérdida de apetito, la sensación de cansancio o la aparición de hematomas (moretones) son algunos de los síntomas que pueden alertar la presencia de esta enfermedad.




¿Cuál es el tratamiento del cáncer?


Cada tipo de cáncer se trata en forma diferente, en algunos casos, se indica uno o varios tipos de tratamiento para el cáncer. Los tipos de tratamiento principales son:

Quimioterapia

La quimioterapia es un medicamento que detiene el crecimiento de las células o las mata. Cuando la quimioterapia destruye las células de cáncer, también puede dañar a las células sanas.




Existen diferentes tipos de quimioterapia, estas se pueden dar por la boca, por la vena, por un músculo o por el líquido cefalorraquídeo.

Radioterapia
La radiación es el uso de rayos-x de alta energía que matan o dañan las células de crecimiento rápido como las células de cáncer, pero también puede dañar a las células sanas. A diferencia de la quimioterapia, la radiación no causa daño celular a lo largo del cuerpo, sólo daña las células en el área del cuerpo donde se aplica la radiación.

Si su niño necesita recibir radiación, el campo o área de radiación se medirá con precisión y será marcado en el cuerpo de su niño. Este proceso se llama simulación.

Usted puede limpiar la piel de su niño con un jabón suave y agua, pero no lave las marcas hasta que su hijo termine la radioterapia. No debería usar desodorantes, cremas, ni talco sobre la piel de su niño mientras recibe radiación. La radiación vuelve la piel muy sensible.


Cirugía

Se han utilizado diferentes tipos de cirugía para tratar el cáncer. Sacar el tumor puede ser el único tratamiento necesario, pero a menudo también se usa la quimioterapia y la radiación para destruir las células cancerosas que aún quedan. La mayoría de las cirugías se hacen en la sala de operaciones bajo anestesia general.


Trasplante de células madre

La médula ósea es la fábrica donde se forman las células de la sangre y se encuentra en la parte esponjosa de los huesos, especialmente en las caderas, costillas, esternón y piernas. El tipo más joven de célula sanguínea se llama célula madre o progenitora. Cuando la célula madre envejece, se convierte en glóbulo blanco, rojo o en plaqueta.




Para algunos cánceres, se necesitan dosis muy altas de quimioterapia y radiación para eliminar todas las células cancerosas. Estas altas dosis podrían destruir permanentemente las células madre normales de la médula ósea. Estas células madre pueden ser reemplazadas con las células de un donante. A esto se le llama trasplante de células madre, el cual está indicado en algunos tipos de cáncer.

El donante de células madre puede ser el niño con cáncer, un familiar, o alguien sin parentesco con el niño. Si el niño no tiene células cancerosas en su médula, él mismo está en capacidad de donar sus propias células para un trasplante, este tipo de trasplante se conoce como trasplante autólogo. Si la médula del niño tiene células cancerosas, las células madre sanas son donadas por un familiar o alguien sin parentesco con el niño, este tipo de trasplante se conoce como trasplante alogénico.




¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes del tratamiento?


Los efectos secundarios pueden ocurrir cuando las células sanas se dañan. Los diferentes tratamientos de quimioterapia y radiación causan diferentes efectos secundarios, que pueden suceder inmediatamente, una semana, diez días, o hasta meses o años después. En general, estos efectos dependen del tipo y dosis de la quimioterapia o radioterapia.

Los efectos de la radiación, a diferencia de la quimioterapia, son localizados, es decir afectan solo en la parte del cuerpo donde se irradio. Por ejemplo, si las caderas reciben radiación, solamente la piel, la médula ósea y el hueso de la cadera podrían estar afectados.


Fatiga

Los niños pueden describir la fatiga como sentirse cansados, débiles o tristes, esto lo pueden sentir durante y después del tratamiento. Hay muchas cosas que pueden causar fatiga:


dijo:
* Tratamiento para cáncer (cirugía, quimioterapia o radiación)
* Recuento sanguíneo bajo
* Nutrición deficiente
* Fiebre
* Dolor
* Cambios o disminución en el sueño
* Preocupación.




Si el recuento sanguíneo de glóbulos rojos está bajo, podría necesitar una transfusión sanguínea.
Si la dieta de su niño es deficiente, ofrézcale alimentos saludables cada dos o tres horas, mientras esté despierto.
Es necesario disminuir el dolor y tratar de tener una rutina para la hora de acostarse. Su niño debe dormir 8 horas cada noche.


Náuseas y vómito

La quimioterapia y radioterapia pueden causar náuseas y vómitos.




Algunas formas de ayudar a disminuir las náuseas y el vómito son:

dijo:
* Comer porciones pequeñas de alimento.
* Comer alimentos que sean fáciles de digerir (galletas de agua, arroz, gelatina).
* Tomar pequeñas cantidades de líquidos claros y frescos.
* No comer alimentos fritos, condimentados o muy ricos en calorías.
* Comer en un ambiente sin olores fuertes.
* Descansar después de almuerzo
* Enjuagar la boca de su niño después de vomitar.


Mucositis

La quimioterapia y la radioterapia de cabeza y el cuello pueden producir estomatitis o mucositis, que es la inflamación principalmente de la mucosa bucal y garganta.
Cuando esto ocurre la mucosa se irrita, toma un aspecto de color rojo, produce dolor y a veces se ulcera, pudiendo ver placas blancas en el paladar, lengua, encías y labios. Estas placas son por una infección por hongo.




Para prevenir que su niño adquiera una infección en la boca:
dijo:

* Haga que su niño se cepille sus dientes con un cepillo suave después de cada alimento y antes de irse a dormir.
* Enjuague su boca con agua después de cepillarse, no use enjuagues bucales que contengan alcohol, pues seca la boca.
* Si la boca seca es un problema, haga que su niño chupe un caramelo sin azúcar o hielo.


Si su niño presenta mucositis:
dijo:

* Dele a su niño líquido y que los tome con una bombilla o pajilla.
* Evite los alimentos calientes, muy condimentados o ácidos.
* Dele alimentos que estén fríos o a temperatura ambiente.
* Prepare alimentos suaves o hechos puré (batidos o licuados), evite los alimentos secos o remójelos antes que el niño los consuma.
* Enjuague la boca con agua por lo menos cuatro veces al día, no use enjuague bucal que contenga alcohol.


La pérdida de cabello (Alopecia)

Algunos tipos de quimioterapia y radioterapia en la cabeza podrían causar pérdida de cabello (total o parcial), pero también las cejas y pestañas. No se puede hacer nada para prevenir que se caiga el cabello.

Este efecto es transitorio, el cabello vuelve a crecer una vez que termine o sea más leve el tratamiento de quimioterapia. En algunos casos, especialmente con altas dosis de radioterapia, el cabello podría no volver a salir donde se dio la radiación.

El cabello de su niño podría ser de un color o textura ligeramente diferente (más ondulado, más grueso o más delgado) que antes del tratamiento.




Se recomienda:
dijo:

* Cortar poco a poco el cabello cuando empieza a caerse para que el impacto no sea tan fuerte.
* Lavar el cabello con un champú suave y no más de dos veces a la semana.
* Utilizar peinetas y cepillos suaves.
* Si desea secar el pelo del niño, no utilice calor fuerte y directo sobre su cabeza, lo mejor es secárselo con una toalla suavemente.
* Explíquele a su hijo que el pelo le volverá a crecer y que esto ocurrirá lentamente a medida que va terminando su tratamiento.
* Muchos niños usan gorros o pañuelos y algunos compran una peluca para usarla hasta que vuelva a salir el cabello.




¿Qué debo hacer en caso de emergencia?


Infección

La fiebre es una señal de alerta, ya que nos indica que podemos estar frente a una infección, y en algunos casos las células de defensa del cuerpo (los glóbulos blancos) pueden estar disminuidas, haciendo de la infección un cuadro grave.
Hablamos de fiebre cuando hay una temperatura mayor a 38º axilar, recuerde que la temperatura sólo se controla en la axila.

Trate de prevenir las infecciones, con medidas básicas como el lavado de manos frecuente, especialmente después de ir al baño; y evitando el contacto con personas enfermas o multitudes.




Los síntomas de una infección incluyen:

dijo:
* Fiebre: temperatura axilar sobre 38ºC
* Escalofríos
* Sudoración
* Deposiciones frecuentes (esto también puede ser un efecto secundario del tratamiento)
* Sensación de ardor al orinar
* Tos frecuente o dolor de garganta
* Enrojecimiento, inflamación o dolor alrededor de heridas, lesiones o el sitio de inserción del catéter venoso.


Si ve alguno de estos signos, llame a su centro de atención inmediatamente.

Cómo tomar la temperatura de su niño:

Tome la temperatura si su niño se siente caliente al tocarlo, no se siente bien o no se mira bien. Tome la temperatura bajo el brazo. No tome la temperatura rectal, ya que esto podría causar sangrado o infecciones. Asegúrese de tener en casa un termómetro que funcione y que usted sepa cómo usarlo.


Sangramiento

Las plaquetas son otro tipo de células que disminuyen por el tratamiento del cáncer. Estas células son las encargadas de la cicatrización de las heridas. Para evitar algún tipo de sangramiento se recomienda:


dijo:
* Evite que el niño sufra golpes, ya que ellos favorecerán la aparición de hematomas.
* Enséñele a lavarse sus dientes suavemente, evitando que se rompa las encías. Para esto utilice un cepillo con cerdas suaves.
* No deje al alcance del niño cuchillos, tijeras o cualquier elemento que pueda producirle heridas.
* No le administre al niño ningún medicamento que el médico no le haya indicado, especialmente aspirina.
* No le ponga a su niño un enema, supositorio (medicina puesta en el recto), ni revise la temperatura rectal. El poner cualquier cosa en el recto puede causar sangrado o una infección.



Recuerde:

Frente a cualquiera de las siguientes situaciones, usted debe llamar al servicio del hospital o clínica. Si no puede comunicarse, lleve inmediatamente a su hijo al servicio de urgencia:

dijo:

* Si su niño presenta fiebre mayor a 38°C y ha permanecido así por más de dos horas.
* Si su niño presenta alguna hemorragia.
* Si su niño presenta nauseas o vómitos intensos y persistentes.
* Si su niño presenta algún dolor inusual en cualquier parte del cuerpo, incluido el dolor de cabeza.
* Si su niño presenta respiración entrecortada o dificultad para respirar.
* Frente a cualquier duda que se le presente relacionada con la administración de sus medicamentos




¿Cuáles son los cuidados que tengo que tener en el hogar?


dijo:
* Anime a su niño a lavarse sus manos frecuentemente.

* Anime a su niño a que no comparta tazas ni vasos, utensilios para comer ni cepillos dentales.

* Prevenga que las personas que visiten a su hijo no tengan enfermedades contagiosas.

* No permita que su niño visite a alguien que ha estado expuesto a varicela.

* Cepille sus dientes con un cepillo suave y pasta dental después de cada alimento y antes de irse a dormir, y pase agua tibia por el cepillo para que esté más suave.

* Mantenga la piel de su niño limpia lavando con jabón suave y agua.

* Para prevenir quemaduras por el sol, ponga filtro solar en la piel expuesta 30 minutos antes de salir.

* Recuerde que la exposición al sol sucede todo el año, no solamente durante el verano, y que limitando el tiempo que pasa afuera en el sol es la mejor manera de prevenir el daño en la piel.

* Muchos niños con cáncer tienen mascotas. Su niño no debe limpiar las jaulas de los animales (jaula para pájaros, acuario para tortugas) ni vaciar las cajas de desperdicios de los gatos. El excremento y la orina de los animales contienen gérmenes que pueden infectar a su niño.

* Su niño podría necesitar tomar quimioterapia y otras medicinas por la boca. Revíselas siempre para asegurarse que su niño está tomando la medicina correcta, en la cantidad correcta.

* No esconda los medicamentos en la comida favorita de su niño. Su niño podría ya no querer comer estos alimentos en el futuro.

* Una dieta saludable es una parte importante para ayudar al cuerpo de su niño a crecer, curarse y trabajar bien.

* El tratamiento del cáncer puede causar cambios en el sabor; por ejemplo, algunos alimentos como las proteínas, pueden tener un sabor metálico. Estas comidas deben evitarse hasta que el sabor metálico desaparezca.

* Mientras su niño progrese con su tratamiento, su apetito puede cambiar. Los corticoides pueden hacer que su niño coma en exceso y ocasionar un aumento temporal en el peso. El equipo de salud y la nutricionista elaboraran un plan para ayudar a su niño a comer lo suficiente, pero con menos grasas y calorías.

*El apetito a menudo vuelve a ser normal después que ha pasado una etapa específica del tratamiento.

* Si su niño tiene un catéter venoso central y observa enrojecimiento, inflamación, pus alrededor de este, o su niño se queja de dolor, llame inmediatamente a su doctor.

* Lávese siempre las manos antes de tocar la el catéter o los vendajes.

* Si su niño tiene un catéter externo, nunca use tijeras cerca de la línea o los vendajes. Si usted observa una grieta o goteo en la línea, cierre la pinza de inmediato usando un cordón de zapatos, una banda elástica, un clip o cierre la pinza para tapar la línea entre la rotura y su niño. Debe llevar a su niño al hospital inmediatamente para que reparen la línea.




¿Qué es el hemograma?


Es un examen que mide las diferentes clases de células de la sangre, tales como los glóbulos blancos, glóbulos rojos y las plaquetas. Se solicita comúnmente para ver la respuesta de su niño al tratamiento.




¿Qué son los glóbulos blancos?

Las células sanguíneas blancas o glóbulos blancos son aquellas que combaten las infecciones. Un recuento normal de estas células es entre 5000 y 12,000. Cuando éste disminuye por debajo de 1,000 células (menos de 1.0), se habla de neutropenia, y aumenta el riesgo de infecciones.



¿Qué es el RAN?

Existen diferentes tipos de células sanguíneas blancas y estas tienen diferentes funciones. El desglose de los diferentes tipos de glóbulos blancos en el recuento sanguíneo de su niño, es:

dijo:
* Los neutrófilos ayudan a combatir infecciones bacterianas.
* Los linfocitos forman anticuerpos.
* Los monocitos ayudan a combatir las infecciones destruyendo y sacando las bacterias.
* Los basófilos y eosinófilos responden durante una reacción alérgica.


Usted oirá el término RAN, el cual significa Recuento Absoluto de Neutrófilos, que es el número total de neutrófilos en el recuento de glóbulos blancos de su niño. Entre más disminuye el RAN, mayor es el riesgo de infecciones. Cuando el RAN disminuye por debajo de 500 el riesgo de infecciones es alto.


¿Qué son los glóbulos rojos?

Los glóbulos rojos son las células que llevan el oxígeno a todos los órganos y tejidos del cuerpo. Para medir el número y el funcionamiento de los glóbulos rojos se hacen dos pruebas de laboratorio: la hemoglobina y el hematocrito

dijo:
* La hemoglobina muestra cuánto oxígeno pueden llevar los glóbulos rojos.
* El hematocrito es el porcentaje de glóbulos rojos en la sangre.



Cuando el recuento de la hemoglobina está bajo, se llama anemia. El cuerpo no puede recibir la cantidad de oxígeno necesaria para todo el cuerpo. Una persona con hemoglobina baja puede sentirse cansada y con falta de aliento. Otros signos de hemoglobina baja incluyen dolor de cabeza, frecuencia cardiaca rápida, palidez de la piel o de las encías y mareos.

¿Qué son las plaquetas?

Las plaquetas detienen el sangrado en el cuerpo formando coágulos. Un recuento de plaquetas normal es entre 150,00 y 300,000 células, y cuando está bajo se llama trombocitopenia, en estas circunstancias su niño tiene el riesgo de sangrar.



Si su niño tiene un recuento de plaquetas bajo usted podría ver alguno de los siguientes signos:
dijo:

* Moretes o petequias (pequeñas pecas rojas en la piel).

* Sangrado por la nariz o por las encías, que no se detiene con la presión durante 5 - 10 minutos.
* Las heces o vómito negro podrían significar que hay sangre en el estómago o el intestino.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top